1959 Programa de Fiestas de Septiembre

Enparantzako Ama Birginaren oroimenez, 1959 urteko programa  gure blogera ekartzen dugu

1959a

Continuando con los programas de Fiestas de Septiembre, traemos aquí el de 1959; con un sabor de portada y contraportada muy al estilo de fiestas de Vitoria, realizada por Rafael Gurrea Sánchez. Este acuarelista e ilustrador, fue un profesional de las artes gráficas, dejando su buen quehacer profesional en diversas ciudades.

1959d

El diseño y distribución de las distintas actividades de las fiestas es muy parecido en toda la década; incluso el esquema básico sigue permaneciendo hasta nuestros días: chupinazo, pasacalles, verbenas en la plaza, el día 8 procesión, comienzo de los días con dianas, juegos en la plaza, etc…

En el programa de este año aparecen ya los cabezudos, como unos personajes peculiares y propios de las dianas y pasacalles de nuestras fiestas. Los partidos de pelota fueron un clásico desde la inauguración del frontón en 1946. También aparece aquí una carrera ciclista, otro elemento que se ha mantenido, con sus dificultades, en todos estos años. El iniciador de las fiestas y el que anuncia el final de las mismas es un cohete granífugo, el popularmente denominado “cohete nubada”, que tan peculiar fue en toda la mitad del siglo XX en los tratamientos contra el pedrisco.

En el programa de este año dan mucho protagonismo al predicador del sermón del día de la Virgen. En esta ocasión es un capellán castrense, Don Emilio Moral, joven en aquellos años y que se ha distinguido posteriormente por sus oratorias y escritos del más puro estilo castrense.

1959b1959c

1946 .- PROGRAMA DE FIESTAS

Gure Ziekoko Jaietako programa beti egon da etxe guztietan azaltzeko zer izango dugun egun hauetan. Ez da izan bakarrik jakiteko egitarauak, baizik eta zer argazkiak, poesiak, iragarriak….. agertzen direnSin título

Una de las tradiciones más enraizadas en las fiestas de Septiembre en honor de la Patrona la Virgen de la Plaza es el propio programa. Ese librillo que la gente esperamos con ansiedad por ver qué fotos salen, qué poesía ponen, qué propaganda aparece, …..detalles que hacen que lo que menos se lea, o al menos lo último que se le preste atención, sea al propio programa de festejos.

El de 1946 es el más antiguo que conservamos con ese formato. Posiblemente no veamos grandes variaciones en los ejes del programa, porque las fiestas de septiembre tienen unos actos muy concretos que se mantienen y que le han dado personalidad:

Sin título1Sin título2

  • En primer lugar siempre aparece el nombre del pueblo junto con la imagen o el nombre de la Patrona, la Virgen de la Plaza
  • El chupinazo del día 7 marcaba el inicio. En aquel año los cohetes y las campanas anunciaban el inicio; seguido del pasacalles. En aquel año lo hicieron los Gaiteros de Villabuena y la Banda Municipal que dirigía el maestro Juan Cruz García
  • Las Vísperas religiosas eran acompañadas por el canto de la Salve
  • En la plaza bailables antes y después de cenar, a cargo de la Banda Municipal y de las dulzainas. A las dos de la mañana se terminaban los bailes.
  • El día 8 comenzaba con dianas
  • La procesión de la Virgen hasta la Iglesia, misa solemne con su sermón y vuelta a la ermita era el acto religioso central de las fiestas.
  • Concierto de la banda a la hora del aperitivo
  • Rosario a la tarde
  • Partidos de pelota en el recién frontón estrenado
  • Verbenas y bailables en la plaza
  • El día 9 repetía lo del anterior, excepto la procesión de la Virgen
  • El día 10 era el día de la Romería a las orillas del Ebro
  • Verbena y final de fiestas
  • Y tampoco podía faltar el aviso del Ayuntamiento de que el Alcalde podía hacer alguna variación sobre lo programado.Sin título3
  • Sesenta años con un esquema que ha valido a mayores y pequeños, y sigue teniendo sentido a los que ahora son abuelos y a la chavalería que se incorpora a esos días tan especiales como son las fiestas de septiembre. Claro está con todas las modernidades  que los tiempos han ido trayendo y las aportaciones de las distintas generaciones dejando su huella.