Enero de 1871, la carta que el Ayuntamiento de Elciego envió a Diputación tras el derrumbamiento del Puente del Ebro

1871ko Urtarrilaren 26an, eskutitz honen bitartez Eltziegoko Udala Arabako Aldundiari zuzentzen zaio eskaera argi eta konkretu batekin: Uholdeak egun haietan deuseztatu zien zubia  berreraikitzea. Arabar Errioxa Bilbo- Tutera trenbidearekin eta Gaztela Errioxarekin batzen zuen zubi hau desagertzeak, beraien ogibidea zen, nekazaritza bizi iraupenarekin eragin zuzena zuen eta bertan herri honetako kezkak eta zailtasunak nabarmenduko dira.

El hundimiento del Puente del Ebro la madrugada del 12 de enero de 1871, tras las copiosas lluvias de diciembre y principios de enero, es una de las calamidades más reseñables de nuestro pueblo en el siglo XIX. No hubo desgracias personales, pero todas las personas del pueblo reflejaban la desgracia colectiva. Un puente donde habían puesto todas las ilusiones y caudales económicos, donde veían la salida de los vinos a otros mercados, un puente hacia la modernidad del pueblo,….todo derrumbado por una crecida insólita del río Ebro. Solamente hacía 4 años que se había inaugurado.

Esta carta que el Ayuntamiento de Elciego envió al Diputado General de Alava refleja a la perfección la desgracia colectiva del pueblo y también la necesidad de acometer su reconstrucción, cueste lo que cueste.

26 Enero 1871 Carta del Ayuntamiento de Elciego al Diputado General de Alava tras el hundimiento del Puente del Ebro

 

Excmo Señor Diputado General de la provincia de Alava.

Excmo Señor:

Los que suscribimos en nombre, comisión y representación del Ayuntamiento de la villa de Elciego, a Vd respetuosamente exponemos que a consecuencia de las terribles inundaciones que acaban de sentirse así en esta Provincia como en otras varias de España, las aguas del río Ebro arrastraron en sus corrientes la mayor parte del magnífico puente de piedra, que a costa de esta villa y de la provincia de Alava se había construido hace pocos años para unir la Rioja Alavesa al ferrocarril de Bilbao a Tudela y a toda la Rioja Castellana.

Este terrible accidente tuvo lugar en la madrugada del doce del actual dejando a los habitantes de esta villa en la mayor consternación. Los vecinos de Elciego habíamos agotado todo el patrimonio público y acudido a repartimientos vecinales y sacrificios privados para obtener la construcción de aquel puente considerándolo como indispensable para dar salida a nuestros frutos agrícolas y a los demás pueblos circunvecinos que forman la parte principal de toda la Rioja Alavesa. Si el puente no se repara serán inmensos los perjuicios que se causen así a esta villa como a la Rioja toda por lo cual imploramos respetuosamente y con la mayor angustia la protección decidida y pronta de nuestra querida madre la provincia de Alava.

Cuando en las demás provincias españolas se abren suscripciones para reparar los daños causados por las inundaciones y se proteje y ampara a los pueblos y a ls personas y familias que han sufrido perjuicios, la provincia de Alava no puede menos de prestar ayuda y amparo a sus buenos hijos de la villa de Elciego.  Sería un suceso inconcebible y contradictorio con los antecedentes que ilustran la administración tutelar y benéfica de esta tierra, el no acudir a nuestro socorro en circunstancias tan estraordinarias.

Confiamos en que la Provincia siguiendo sus tradiciones dará en esta ocasión una nueva prueba de su previsión mandando que inmediatamente se habilite el puente de esta villa.

Cuanto antes se atienda a esta necesidad imprescindible, el sacrificio será menor porque pueden extraerse del río la mayor parte de los materiales del puente derruido y reducirse los gastos de reposición poco más que a la obra de mano y a los que procedan de las mezclas de cal y arena porque la piedra de sillería labrada existe al pie de dicho puente y ha de utilizarse en las nuevas obras rindiendo las economías consiguientes.

Por todo lo que

Suplicamos a Vs se sirva dictar las órdenes oportunas para que a la mayor posible brevedad se extraigan del Ebro los materiales del puente derruido y que éste sea reparado con toda solidez a fin de que la villa de Elciego y demás pueblos de la Rioja Alavesa no se arruinen faltándoles tan importante medio de comunicación para la extracción de sus productos agrícolas, única riqueza pública y privada de aquella parte importantísima de la provincia de Alava. Así lo esperamos de la paternal y previsora administración de Vd a quien Dios guarde m.a.

Elciego 26 de enero de 1871.

León Ibáñez

Angel Ramírez

Pantaleón de Medrano”

 

 

 

 

 

 

El Arquitecto de Provincia, Don Pantaleón Iradier, autor del proyecto del puente hundido, plasmó en su informe técnico la desgracia que había ocurrido en nuestra villa y la necesidad de rehacerlo para el bien económico de la zona y de la Provincia.

INFORME DEL ARQUITECTO PANTALEON IRADIER

“Exmo Sr.

Doloroso es como se manifiesta en esta solicitud que los sacrificios hechos por la Provincia y Ayuntamiento de Elciego hagan gravado en un momento infructuoso por la desgracia acaecida con motivo del hundimiento del  puente de dicha villa, arrebatado por las aguas a consecuencia de las circunstancias extraordinarias que ha tenido el río Ebro a principios del mes pasado, dejando sin comunicación esta Provincia con la estación de Cenicero del ferrocarril de Tudela a Bilba; y es tanto más sensible dicho acontecimiento cuanto no había perdonado medio para que la obra reuniese a una gran solidez, un buen aspecto y cómo las y desahogadas dimensiones, no pudiendo nunca crearse habría de sobrevenir un accidente tan funesto, pues desde su construcción y a pesar de otras avenidas no se ha notado en su fábrica el más mínimo resentimiento si bien tampoco se calculó que el nivel de las aguas subiría hasta donde han llegado últimamente que ha excedido cerca de dos metros del más alto que habían conocido los más ancianos; causando con su inmenso caudal y corriente daños grandísimos haciendo sentir su fuerza en todos los puentes construidos sobre el mencionado río, que es más o menos parte han quedado destruidos e interceptados para paso de los transeúntes.

El Ayuntamiento que se manifiesta en esta exposición y el amparo que se pide por los comisionados de Elciego es muy natural y parece muy de atenderse, fundándose para ello en las muchas consideraciones que se tuvieron presentes para llevar a cabo una obra de tanta importancia por todos conceptos; pero como por desgracia los estragos causados en el puente son grandes, el coste que sin duda excederá de más de la mitad del gasto anterior, no puede ya asimilarse con la reparación de una obra, por grande que sea de un trozo de carretera o un partida ordinaria de ella, debiendo para la satisfacción de una cantidad tan excesiva, estar preparada la Provincia, convendría previamente de acuerdo con el mismo vecindario y después de un detenido examen, resolver sobre los medios que se consideran más oportunos para conceder lo que se solventa, armonizando los intereses provinciales con los de la localidad.

Respecto a lo que se indica de extraer la piedra que del derruido puente hay en el río, dudo mucho sea oportuno plantear esta operación inmediatamente; pues como exige trabajos y medios que acilados y por sí solos son caros y el transporte de un lado a otro, también cuesta, resulta que de no hacerse la saca al mismo tiempo que la reparación general tal vez sea más costosa que el arranque den cantera,  y esto no creo prudente hacerlo aisladamente a no ser que se presentase algún contratista especulador que hiciera por sí una propuesta que se creyese razonable y equitativa.

En vista pues de lo expuesto y una vez que la Junta particular se halla reunida, su V.E. lo estime así oportuno podría darse conocimiento a esta solicitud para que dispusiera la resolución o tramitación que deba darse al asunto.

Vitoria y Febrero 2 de 1871.

Pantaleón Iradier”

(Archivo Provincial de Alava. DH 739-1)

Anuncios

1743 Balcón de hierro del Ayuntamiento de Elciego

Pedro Ibañezek, Logroñoko errementari, udaletxearen burnizko balkoia 1743 urtean egin zuen. Gaur Udalak eta errementariak egin zituen kontratoa aipatzen dugu.

TIO PACO EN LA PLAZA- BLOG

Una nueva foto aportada por la familia Bañares nos sirve hoy de ilustración gráfica para este artículo. Aparece Paco Bañares (nacido en Elciego el 29-11-1872), abogado, con atuendo propio de un día de fiesta. Está claro que el documento gráfico es de un día celebración manifestado en el atuendo de las personas y en la balconada engalanada del Ayuntamiento.

Hoy traemos el contrato que se hizo con el herrero de Logroño Pedro Ibáñez para la realización de la balconada en hierro. Posiblemente la anterior fuera realizada en madera con motivo de la reforma total del edificio en 1663 y ochenta años más tarde se opta por sustituirla por una más sólida de hierro. Pedro Ibáñez era un herrero conocido en la zona, pues también realizó en 1762 una balaustra de hierro para el coro de la parroquia de Lapuebla de Labarca.

El contrato está firmado el 14 de septiembre de 1743 y se obliga el ayuntamiento en abonar al maestro herrero 1.300 reales vellón. La colocación debe estar realizada para el día de todos los Santos ( 1 de noviembre) de ese mismo años.

Así reza el contrato oficial:Encabezamiento

“Obligación hecha por la Justicia y Regimiento de esta villa y Pedro Ibáñez vecino de la ciudad de Logroño, sobre la fábrica de un balcón que éste hará a esta dicha villa y Joseph de Ocio como fiador que del susodicho por 750 rs que se le han encargado de presente.
Elciego y Septiembre 14 de 1743
En la Villa del Ciego a catorce días del mes de septiembre de mil setecientos y cuarenta y tres años parecieron ante mí el infraescrito escribano y testigos que abajo se dirán de la una parte la Justicia y Regimiento de esta dicha villa especial y nombradamente, su mvd el señor Don Juan Joseph Ramírez de la Peciña Alcalde y Juez Ordinario en ella, Don Joseph Gadea y Arce y Don Francisco García de Cripán regidores y Francisco Ramírez de Isla Procurador Síndico General y de la otra Pedro Ibáñez como principal y Joseph de Ocio como su fiador para lo que aquí irá expresado vecinos de la ciudad de Logroño y estantes al presente en esta dicha villa y dijeron que el dicho Pedro Ibáñez tenía ajustado con dicha Justicia y Regimiento el hacer un balcón de hierro en la casa consistorial de esta dicha villa con las circunstancias siguientes:
Primeramente que dicho balcón ha de ser el balaustre de original. Las pilastras de las esquinas de dos originales ojadas con sus plantas de media onza de grueso y sus travesaños y las soleras de hierro cellar y su cenefa y la salida que dieren ha de ser de tres baluastrones (¿) y la pilasina (pilasitra)cuatro con tres escriños fuertes y su media caña encima (¿) con la obligación de quepor esta dicha villa se ha de dar así por dicho balcón desde cuanta a la dicha ciudad de Logroño el cual ha de estar obligado dicho Pedro Ibáñez el darlo concluido y puesto en dicha casa consistorial para el día de todos santos del mes de Noviembre de este presente año así más término ni plazo y por precio y valor de mil y trescientos reales vellón que se han ajustado y convenido de los cuales por dicha Justicia y Regimiento de dicha villa se han dado ahora de presente para haya de empezar a fabricar dicho balcón al referido Pedro Ibáñez setecientos y cincuenta reales vellón y la restante cantidad se obliga en nombre de la referida villa dicha Justicia y Regimiento a dárselos y pagárselos para dicho día de todos los santos sin más termino ni plazo alguna de los cuales dichos setecientos y cincuenta reales salió por fiador mancomunado el dicho Joseph Ocio para que en caso de que dicho Pedro no cumpla según va expresado y se le mande vuelva la cantidad que lleva recibida en caso que no lo haga, lo hará dicho fiador, también se me pidió a mí el dicho escribano por dicha Justicia y Regimiento para por fie la entrega dichos setecientos y cincuenta reales que yo el escribano la doy de que a mi presencia y de los testigos que en esta escritura se expresarán e los dichos Pedro IbañezFirma PEdro Ibáñez recibió de dicha Justicia y Regimiento los dichos setecientos y cincuenta reales en moneda de dineros usual y corriente en estos reinos y satisfizo el susodicho de su número calidad y especie los paso a su lado y poder realmente y con efecto y a mayor abundamiento dio y otorgó carta de pago en bastante forma de la referida a favor de dicha Justicia y regimiento en nombre de dicha Villa y con lo dicho unas y otras partes se obligaron con sus personas y bienes muebles y raíces presentes y futuros y la nominada justicia y regimiento con los bienes de dicha villa a guardar cumplir y ejecutar todo lo referido en esta dicha escritura y cualquiera de las partes que a ello faltaren quieren ser compelidas y apremiadas por todo rigor a Derecho y cominados e todas las costas daños intereses y menos que de lo contrario se siguiere y causaren para cuya firmeza y cumplimiento dieron todo su poder cumplido a las justicias y jueces de su majestad competentes renunciándolo por sentencia definitiva pasada en autoridad de cosa juzgada renunciaron todas las leyes fueros y de su favor con la que prohíbe la general renunciación y derechos de ella en toda forma. En testimonio de verdad lo cual otorgaron así en esta dicha villa del Ciego a los dichos día mes y año arriba dicho ante mí el presente escribano siendo testigos Don Joseph Cataran y Don Joseph López de Berriz, presbíteros beneficiados de la Iglesia Parroquial de esta dicha villa y Juan de Sotila vecino de ella y los otorgantes a quienes yo el escribano doy fe conozco lo firmaron cada uno por lo que le tocara y pertenecía
Juan Joseph Ramírez de la Peciña
Pedro Ibáñez
Joseph de Ocio
Ante mí Pedro de Urbina”Fotos(Archivo Histórico Provincial de Alava.- 1743.-Pedro de Urbina, Protocolo 7285)

Fachada del Ayuntamiento principios siglo XX

Ez da kalitate handiko argazkia; bainan baditu xehetasun interesgarri batzuk.PLAZA ELCIEGO ANTIGUA - retocada- BLOGOtra fotografía aportada por la familia Bañares a nuestro blog. Nuevamente queremos trasladarles el agradecimeinto por la cesión documentación. Tiene defectos de imagen y colorido; pero sigue siendo un documento visual extraordinario de principios del siglo XX (seguramente de la década de 1910).

Es una fotografía frontal del Ayuntamiento, con su escudo en piedra. Sobre el edificio, poco variación con el actual, como no podría ser de otra manera; a no ser lo llamativo del estado de los cristales. En lo que respecta a las personas que ahí estan, muchas dificultades identificación; pero es una bonita estampa de convivencia generacional en la plaza mayor.

Interesante la vestimenta de los chavales, con esos blusones de una pieza, como si de buzos para menores se tratara. No así la vestimenta de las chicas, que es de dos piezas. Dos de ellas tienen en brazos criaturas más pequeñas. Los adultos están tocados con boinas, llamando la atención el que lleva el bastón o vara, cuyo atuendo de pajarita, el pañuelo en la chaqueta y la hechura de la ropa, denota la pertenencia a una de las familias propietarias.