1827 Contrato de arriendo de los molinos de Edesilla

Edesillako errotaren alokairuaren kontratuak, bere mekanismoaren berariazko hiztegia ezagutzea baimentzen digu

La necesidad de moler cereal para la alimentación de las personas, así como la de la obtención del aceite de la oliva recolectada, dio lugar en los siglos anteriores a la actividad molinera en nuestra villa.

No son abundantes los datos acerca de los molinos de nuestra jurisdicción, incluso desconocemos si la obtención de aceite se realizó en algunos de ellos.  En las diversas documentaciones  siempre se habla de molinos harineros y tres de ellos son los más reseñables: el de La Mocha ( en La Mezana) y La Canal, de titularidad municipal y los de Edesilla, en la orilla del río Ebro, cerca de la desembocadura del Río Mayor, propiedad hasta mediados del siglo XIX de los Ruiz de Ubago.

De este último es del que más documentación conservamos ya que sus propietarios reflejaron su existencia y su actividad en los diversos papeleos del Mayorazgo. Existen datos desde el siglo XVII hasta inicios del siglo XX y en 1845 lo vendieron a Marceliana Hurtado de Amézaga por 4.500 reales vellón.

Parece ser que poco antes de 1827 se hizo una reforma importante en los molinos, tanto en materiales del mecanismo como del encauzamiento y salto del agua para su movimiento. En este año se hizo un contrato de alquiler entre el último poseedor del Mayorazgo, Juan Antonio Ruiz de Ubago, con Manuel Elguea, afincado en Elciego y de profesión molinero. En él  se detalla y tasa el valor de las piezas del molino y de la obra de cantería realizada. La tasación la hizo Antonio Arocena, cantero de Cenicero. Aquí se recogen, aparte del mecanismo de funcionamiento del molino, el vocabulario específico de cada pieza: corredera, cello, costaneras, tornos, maroma, palmillas, tramoya, guindador, mayal, rodete, saetín, ….

En la villa de Elciego a veinte y siete de Abril de ochocientos veinte y siete ante mí el Escribano y testigos infascriptos compareció Don Juan Antonio Ruiz de Ubago, vecino de esta villa y dijo que en el término de Edesilla jurisdicción de esta misma villa le corresponde en propiedad y dominio dos molinos arineros que radica en dicho término y una pieza de cuatro fanegas de tierra de sembradura sita en el término que llaman el Roquial, surco por el ondón al Río Mayor y a Don Aniceto Bañares por la Cabezada a la Regadera que va a dicho molino y por mediodía a viña de Don Joaquín María Martínez de Villarreal, cuya heredad se halla dividida en dos trozos por un río que la cruza por el medio y como dueño absoluto ha determinado dar ambas propiedades en renta a Manuel Elguea de esta vecindad y para que al fin del arriendo conste para los efectos conducentes el valor de los enseres de dicho molino se han tasado por Antonio de Arocena, Maestro de Cantería vecino de la villa de Cenicero perito nombrado para el efecto por el orden siguiente:

1.- Lo primero ha tasado la corredera de siete onzas a cuarenta reales y con su cello hace doscientos y ochenta reales………………………………..…………………………………………..280 rs

La solera cuatro onzas de gruesa y dos de servicio en setenta reales…………..…….70 rs.

Los dos tablones de las costaneras de veinte pies en cuarenta reales……..40 rs.

Los dos tablones de encima de las costaneras de siete pies y medio a treinta reales cada uno son sesenta………………………………………………60 rs.

Las tres tablas del  frontis y cubierta de la piedra todo en doce reales ……12 rs.

Los dos tornos de levantar la piedra y el de las cargas con su maroma en cuarenta y cinco reales………………45 rs.

Las dos palmillas cinco reales……………..5 rs.

La tramoya con canaleta ocho reales…………………8 rs. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios