Antiguas tijeras de podar. Mitad siglo XX

Aintzinean mahastiak inausketa egiteko igitaia moduko bat erabiltzen zen. Poda egiteko guraiseak, Pedronik egin zuen Marqués de Riscal upeltegian Pineauren bidez. Benetako iraultza bat zen

Imagen

 

La introducción de las tijeras de podar en la zona riojana a través de Pedroni en la bodega del Marqués de Riscal y bajo las enseñanzas del maestro de cueva Jean Pineau, supuso una auténtica revolución en la práctica de la poda. Hasta entonces una especie de hoz o corquete alargado era la herramienta que con un golpe se cortaba el sarmiento de la cepa madre. En algunos lugares cercanos a esta antigua herramienta también se le denominaba podón. El uso de la tijera supuso un corte más limpio, menos agresivo a la cepa y una perfección en la tarea; empleando menos fuerza ya que ésta se controlaba con las dos manos a través de los brazos de la herramienta.

Para el transporte de la tijera con sus pequeños accesorios ( llave de tensar el tornillo y piedra de afilar) se hacían unas bolsas de tela fuerte o incluso de cuero, con una tira con su hebilla para poder adaptarla al cuerpo y así transportarla con más facilidad y seguridad. Incluso, aunque la bolsa de transporte fuera realizada en casa, se le dotaba de un cierre o broche, para que la herramienta no se moviera y fuera más asegurada en la bolsa.Imagen

Imagen

 

Los cuidados de la herramienta iban más allá de un transporte y uso correcto. Por una parte estaba la protección de las hojas de corte, que con un cuidadoso trapo y una cuerda, se les protegía para el transporte en la bolsa y para el mantenimiento del metal. Por otra parte estaba el afilado permanente, que se realizaba con una piedra de cierta dureza (que solía ser un buen canto rodado del río). Finalmente una llave especial templaba de vez en cuando el tornillo central, el eje, para que el corte fuera correcto al presionar los brazos de la herramienta.

ImagenImagen

Anuncios

La introducción de las tijeras de podar en la viticultura riojana

Ahora que las nuevas máquinas con batería eléctrica para la poda de las vides nos van arrinconando las clásicas tijeras de podar, es bueno recordar un poco la evolución de las distintas herramientas para la poda que hemos tenido.

Con motivo de la visita a Cussac y de la especial atención que con nosotros ha tenido Christian Brun (tataranieto de Pineau), éste nos ha ilustrado en la viticultura tal y como lo hacían sus antepasados. En su bodega de http://www.lauga.com/ http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=6opcVfLsISw nos enseñó las herramientas que sus antepasados utilizaban para los distintos trabajos de la vitivinicultura.

De una manera particular nos ilustró sobre la poda. Nos enseñó las herramientas más antiguas que utilizaban para la poda que eran éstas:

Imagen

En los papeles antiguos de Elciego, hemos comentado en alguna ocasión, la utilización de una especie de hoz o de corquete especial para el trabajo de la poda. Es posible que estas herramientas fueran similares a las que utilizaban nuestros antepasados, por no decir las mismas.

También hemos comentado que con las aportaciones de Jean Pineau a la vitivinicultura riojana se trajeron nuevas herramientas y nuevos métodos de cultivo de la zona francesa. Una de estas aportaciones fue el utillaje para la poda. De esta misma época, y bajo los deseos de mejoras e innovaciones de la bodega del Marqués de Riscal, trajeron a un tal Pedroni para la utilización de una  nueva herramienta: las tijeras. No hemos tenido una idea exacta de cómo eran las tijeras que Pedroni trajo a Elciego, más bien hemos pensado que serían parecidas a las que posteriormente se han utilizado de brazos largos; pero tras las enseñanzas y los materiales que Christian Brun conserva en su bodega, es muy posible que estas tijeras fueran las más primitivas que se utilizaron y que tuvieran que ver algo con la aportación de Pedroni en Elciego.

ImagenImagen

Christian Brun no sólo se conformó con enseñarnos esta herramienta antigua, sino que nos acercó a la viña y nos hizo una demostración de cómo se realiza la poda con esas tijeras . Como un buen documento aportamos la grabación que hicimos a este blog. Los comentarios, como buen testigo que fue José Luis Gallego “Caracol”, también quedan reflejados en este estupendo documento

http://www.youtube.com/watch?v=H91k3T7gL2I

Elciego – Cussac fort Medoc 2014

Hau da Cussacen egindako hitzaldia 2014ko otsailaren 14an. Jean Pineauren historioa, Araba Errioxako ardo modernoaren historioa. Bi herri harremanetan, bi herri ardo historia batekin lotuta

Ésta es la exposición que se colocó en la charla sobre la figura de Jean Pineau. La traducción al francés, aquí en las diapositivas, es de José Angel Gómez, quien también hizo de intérprete y de traductor en la propia exposición

 

 

Febrero 2014 Visita de Elciego a Cussac

ImagenImagenImagenImagen

El Viernes 14 y Sábado 15 de Febrero, un grupo representativo de Elciego compuesto por su alcalde a la cabeza, concejales, grupo de danzas, gaiteros y otros acompañantes con diversos cometidos, acudimos a Cussac fort Medoc, una entrañable población del Medoc francés.

Cussac es el pueblo de origen de Jean Pineau, donde estuvo trabajando en el Chateau Lanessan y a donde regresó tras su fallecimiento el resto de su familia ( viuda, nieto y dos nietas).

El motivo de la visita estuvo precedido por aquel homenaje que  se celebró en Elciego en julio de 2012 a Jean Pineau, como el gran padre del moderno vino riojano. Allí acudieron su tataranieto Cristian Brun, con su madre y esposa. Tras el homenaje vinieron comunicados en la red, solicitudes de líneas escritas sobre la figura de Pineau desde otras poblaciones del Medoc, como la Casa de Cultura de Blanquefort, quien publicó en su revista un artículo histórico sobre el “maestro de cueva”. Nos confesaron con ilusión que para ellos era un personaje olvidado y que desde tierras de Elciego le hubiéramos colocado en el lugar que merecía, les llenaba de satisfacción.

El 26 de mayo de 2013 un grupo de cosecheros y personas de Cussac nos devolvieron la visita, agradeciéndonos el trato recibido y teniendo a Jean Pineau como uno de los objetivos de su visita y un causante de la curiosidad por todo lo escuchado. No olvidamos esa noche del 26 de mayo, noche de luna llena, “lune plaine” como nos dijeron a la salida de la cena en Laguardia; no la olvidamos, porque esa misma noche una helada aplastante sacudió nuestros viñedos.

14 de febrero de 2014, y también con luna llena, la expedición de Elciego llegó a Cussac. La visita seguía en esa incipiente amistad entre las dos poblaciones, en impulsar más la figura y el conocimiento de Jean Pineau y en plasmar todo en un futuro proyecto común: el hermanamiento entre Elciego y Cussac, entre Cussac y Elciego.

Una visita al Chateau Lanessan, de donde partió Pineau para la Rioja Alavesa, testimonió a los visitantes más veteranos, que la antigua bodega del Marqués de Riscal estaba copiada de ahí. Y así confirma, aún más, nuestra hipótesis de que Ricardo Bellsolá, cuando vino al Medoc por orden del Marqués, a tomar modelo para construir una bodega en Elciego al estilo francés, vendría seguramente a donde aún continuaban trabajando el padre y el hermano de Pineau, a la de Lanessan. A la tarde una exhibición de nuestro folklore más particular, nuestras danzas de Elciego y otras de la zona, llenaron de colorido, juventud y elegancia la Casa de Cultura de Cussac. Los gaiteros, infatigables y pletóricos por su papel protagonista en esta visita, dejaron clase y calificación óptima, como si de una cata de vinos se tratara. Una charla sobre la figura histórica de Jean Pineau a cargo de Jesús Fernández Ibáñez (castellano) y José Angel Gómez (francés) recordaron la historia compartida sobre el vino entre las dos poblaciones,  en la figura del gran padre del moderno vino riojano. Noche de cena, cantos y bailes compartidos entre las dos poblaciones en la propia casa de cultura hasta que cada uno se retiró con la familia que en su casa nos acogió. En mi caso fue la de Cristian Brun, donde nos obsequió con una copita de uno de los mejores cognacs que nunca habíamos probado en nuestra vida. Así lo reafirmamos José Luis Gallego, José Angel Gómez y el que todo esto suscribe.

A la mañana siguiente unos suculentos desayunos nos esperaban. Suculentos por la cantidad y el cariño con que nos lo obsequiaron; pero que no tendrían la importancia de sacarlos a relucir si no fuera por unos pequeños pastelitos llamados “canelés” cuyo origen estaba ligado al vino. Más bien a las yemas sobrantes de la clarificación, como en el caso de las yemas de Pérez en Elciego. Distintos pasteles y texturas, pero el mismo origen histórico. Tras el desayuno Cristian nos paseó por lo mejor y más selecto del Medoc: sus chateaux más famosos, sus viñedos más cotizados…..todo con detalladas explicaciones; que como confesaba José Luis Gallego “nunca había visto ni aprendido tanto en tan poco tiempo”. Al regresar con el grupo, fuimos a una visita guiada al Fort de Medoc: el fuerte que el Rey Sol construyó en la mitad del estuario para la defensa de Burdeos. Fuerte muy voluminoso pero muy dañado tras la Primera Guerra Mundial. Proyecto interesante, bonito; pero con una necesaria mochila presupuestaria no prevista a corto plazo.

Tras la visita detallada del Fuerte, volvimos al comedor escolar donde tuvimos otro acto entrañable, aparte de catar buenos vinos de la zona. Nos esperaban a la entrada un matrimonio que se habían enterado por la prensa que unos de Elciego venían a Cussac con recordatorio de la figura de Jean Pineau. Se nos confesaron como tataranietos del gran “maestro de bodega” y nos aportaron documentación al respecto. La alegría fue colectiva, también para Cristian Brun, quien les reconoció como primos segundos, pero que llevaban más de cincuenta años sin verse ni relacionarse. Nos aportaron, con gran gozo por su parte y con gran alegría por la nuestra, una esquela del fallecimiento de Pineau, un discurso que se dijo en el funeral por una persona del Medoc, las escrituras testamento de la viuda de Pineau hacia sus tres nietos huérfanos ( dos eran las abuelas de los familiares allí presentes) y un cuadro retrato del hijo de Pineau, del que quedó en el Medoc cuando fue a tierras alavesas, y que posteriormente fue alcalde de Cussac. Nuestra visita acarreó entre otras cosas, esta reunión familiar de los descendientes de Pineau y una aportación documental extraordinaria para nuestro legado histórico.

Fin de semana memorable y con una agenda que como marcábamos en el final de la charla:

–          “Venimos a recordar con vosotros esta historia compartida. Historia del moderno vino riojano

–          Venimos a agradeceros esta aportación

–          Venimos a ofreceros nuestra amistad y nuestro hermanamiento

–          Cussac y Elciego, Medoc y Rioja Alavesa….eje histórico de unos de los mejores vinos europeos”

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/sets/72157641184271145/

1896.- PROPAGANDA EN REVISTA DE LOS VINOS TINTOS DEL MARQUES DE RISCAL

Imagen

Iragarki hau, 1896 urtekoa, errioxako ardoaren zaharrenetariko bat da. Pertsona batek gurengana ailegatzea egin izan du, bainan bere izena ezkututa mantentzea esan digu. Iragarki honek hainbat datu eskaintzen dizkigun

Por medio de la red, una persona que quiere permanecer en el anonimato, no relacionada familiarmente con nuestro pueblo, pero que lo sigue con interés y curiosidad, nos ha enviado esta documentación que hoy colocamos en nuestro blog.

Es una de las primeras propagandas de los vinos del Marqués de Riscal, fechada en 1896. Es un anuncio a toda página de una especie de almanaque o revista de la época, de la que únicamente conserva esta hoja suelta.

En 1896 la bodega del Marqués de Riscal afora una cantidad de 13.440 cántaras, acomodado todo en 960 barricas bordelesas. Quien rige los destinos de la bodega es Guillermo Richard, otro maestro de bodega de la zona de Burdeos, que sustituye a Jean Pineau tras su fallecimiento en 1889 y que dará a la empresa un aire más comercial. Richard falleció el 7 de octubre de 1907, siendo sustituido a los pocos meses por Jorge Dubos, otro maestro de bodega de la Gironda francesa, con un corte comercial y de gestión.

Imagen

El anuncio tiene cantidad de detalles muy importantes para la historia de nuestros vinos riojanos que vamos a comentarlos, por su curiosidad y por su interés documental.

–          El concepto de vino tinto es el que prevalece sobre todo el resto de producción de la bodega, siendo el reclamo principal del anuncio.

–          Exhibe el Diploma de Honor de la Exposición de Burdeos de 1895 como la gran carta de presentación de la calidad de los vinos. “La más alta recompensa concedida a los vinos tintos extranjeros”, remarca en un cuadro de reseña.

–          Todo el flujo comercial, y también el postal, se realiza a través de la estación de ferrocarril de Cenicero, localidad mucho más conocida en el mapa y en los trayectos ferroviarios.

–          Todo tipo de embalaje vinícola lleva el icono, el signo de la marca concedida: barricas, barriles, dobles envases, cajas para las botellas, cápsulas, corchos, etiqueta y plomo que sella la malla de alambre que envuelve la botella.

Imagen

–          Se recogen botellas y medias botellas vacías, abonando al consumidor 0,25 pesetas por cada una “con tal de que devuelva las mismas con sus fundas y sus cajas”. No se admiten los envases madera:  barricas y barriles.

–          Remarca al consumidor la exigencia de estar intacta  la malla de alambre, tanto en la botella como en la media botella.

–          Los envases de venta de vino son de madera o de vidrio en la cantidad pequeña. Barricas de 225 litros o barriles de 100 litros, 75 litros, 50 litros o de 25 litros. Todos ellos con doble envase para evitar picarescas, fraudes o piraterías en los transportes. Las botellas pueden ser de tres cuartos de litro o de medio litro, envasadas en cajas de 25 o de 12 botellas.

–          Los vinos tienen un proceso de envejecimiento mínimo en la bodega de dos años. Saliendo a la venta como vinos de 2º año, 3º año o 4º años.

–          Sobre los precios van detallados en la propaganda de la siguiente manera:

 

Envase

Vino 2º año

Pesetas

Vino 3º año

Pesetas

Vino 4º año

Pesetas

Peso aproximado en kilos

Barrica de 225 litros

230

280

350

300

Barril de 100 litros

110

130

160

140

Barril de 75 litros

85

100

120

112

Barril de 50 litros

60

70

85

80

Barril de 25 litros

35

40

45

40

Caja con 25 botellas

35

40

50

50

Caja con 12 botellas

35

40

25

25

Caja con 25 medias botellas

35

40

32

30

 

 http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/11806046884/

1930.- Propaganda de los vinos de los Herederos del Marqués de Riscal

“La Libertad” aldizkaritik hartuta dago iragarri hau. Garai hartako estilokoa eta trena garrantzi handiko zen ardoa garraitzeko

Imagen

Publicidad insertada en el Diario La Libertad de fecha 28-11-1930. Detalle importante el de la importancia que tenía en esos años el transporte por ferrocarril. No olvidemos que se construye el puente del Ebro (1870) para enlazar con la estación de Cenicero, en la red de expansión del ferrocarril en todo el Estado en la segunda mitad del XIX. E incluso todo el impulso de bodegas en Haro a finales de ese siglo está relacionada con la estación ferroviaria. Más de medio siglo más tarde, la estación de Cenicero sigue siendo el punto central en la salida de los vinos de los Herederos del Marqués de Riscal

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/11390476823/

1877.- La participación de Elciego en la Exposición Vinícola de Madrid. Exposición del Marqués de Riscal

 

 

Madrilen ospatutako ardo erakusketa, 1877 urtean, Ziekoko ardoegile batzuek parte hartu zuten. Hain zuzen ere Riskaleko Markes Jauna, Balanzategi Jauna, Ortiz de Zárate Jauna eta Olano Jauna. Ospa handia jaso zuten azoka horretan.

La participación de Elciego en la Exposición de Madrid de 1877 fue de un éxito total. El Marqués de Riscal con sus innovaciones en la elaboración de lo que luego sería el moderno vino riojano, bajo as directrices de Jean Pineau, Canuto Balanzategui con sus vinos de pasto, Ortiz de Zárate con sus inicios en el la vinificiación y con la participación de Olano (que aunque era de Samaniego, acudió con los vinificadores de Elciego) que ya había trabajado con Pineau en el proyecto de Medoc Alavés.  Fueron los únicos participantes de Rioja Alavesa que acudieron a la Exposición madrileña, trayendo un importante reconocimiento.

Artículo completo y detallado que desarrollamos hace un tiempo en Euskonews.

http://www.euskonews.com/0140zbk/gaia14002es.html

 

Memoria presentada por el Marqués de Riscal para la Exposición y redactada por Jean Pineau

1877 Memoria Vinos Torrea, exposición de MAdrid

Crónica de “El Imparcial” sobre la participación del Marqués de Riscal en la Exposición y sus innovaciones

https://elciegohistorico.wordpress.com/2014/05/03/1888-el-marques-de-riscal-fomentador-de-la-viticultura-espanola-las-bodegas-de-torrea/

1873.- Memoria presentada al Jurado sobre los vinos tintos del Señor Marqués de Riscal, propietario en Elciego

 

  Carlos Segoviak, Riskaleko Marquesaren ahalduna, 1872.an Elziegon egon zen. Jean Pineauk egindako aurrerapenak egiaztatu nahi zituen. Huri urte pasatu ta gero Bienan ospatutato erakusketan parte hartu zuten. Erakusketa horretarako txosten berezi bat prestatu zuen Segobiak Pineauren aholkuak jarraitzen.

Para la Exposición de Viena de 1873, el apoderado general del Marqués de Riscal, Carlos Segovia, presentó una memoria sobre  los trabajos e innovaciones, que bajo la dirección de Jean Pineau, se estaban realizando en Elciego en la nueva elaboración de los vinos riojanos. Es un documento muy importante porque detalla el moderno sistema de elaboración de vinos. Jean Pineau fue el primer “maestro de bodega” o “maestro de cueva”  que aportó la revolución vitivinícola a la zona. El Marqués de Riscal, pieza clave en toda esta innovación vitivinícola, construyó en Elciego la primera bodega riojana con este nuevo sistema. Riscal y Pineau, un tándem histórico de confianza mutua desde 1862.

El apoderado general del Marqués de Riscal, Carlos Segovia, visitó la Administración de Elciego en 1872. Allí comprobó in situ los trabajos de Jean Pineau y los grandes avances que se iban haciendo en la hacienda del Marqués. Para la Exposición de Viena del año siguiente, Carlos SEgovia, siguiendo las orientaciones de Pineau, preparó una memoria detallada que ha quedado como un documento histórico de primer orden del vino riojano.

“Memoria presentada al Jurado sobre los vinos tintos del Señor Marqués de Riscal, propietario en Elciego, provincia de Alava, España. Por su apoderado general Don Carlos Segovia”

http://www.academia-vinhaevinho.com/fotos/fotos/es%201873%2000%2000c.pdf

 

Recordando a JEAN PINEAU en su 150 aniversario de su venida a la Rioja Alavesa

Casa utilizada por la familia del Marqués de Riscal en la Bodega de Elciego

Bonita foto de la parte de la bodega antigua que utilizó la familia Hurtado de Amézaga como residencia de los Herederos del Marqués de Riscal

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/6848100628/in/photostream/

« Older entries Newer entries »