1868 Poesía a la Virgen de la Plaza, por Juan María Sáenz de Navarrete

Juan María Saenz de Navarrete Murga, azken bi mendeetako Saenz de Navarretetarren hiribildu honetako amankomuneko enborra da. Utzitako dokumentuen artean, “Enparantzako Ama Birjinarentzako” olerkia zaharrenetariko bat da.

   Juan María Sáenz de Navarrete Murga ( Los Arcos de Navarra 1816- Elciego 1890 ) es el tronco común de todos los Sáenz de Navarrete de nuestra villa en estos dos últimos siglos. Era uno de los tres hijos del matrimonio de Juan Bautista Sáenz de Navarrete Izco  (Elciego 1786-1834) y de María del Carmen Murga Zaldúa (Bilbao 1798- Elciego 1855), quienes contrajeron matrimonio en Elciego en 1815. Fue Alcalde de nuestra villa en 1846 y 1847.

Reunió en torno a él la herencia de sus dos hermanos, ya que fue el único que tenía descendencia a través de sus hijos Leonor, Sofía, Francisco Javier, Gerardo, Alvaro y León. A la generosa herencia de su familia unió la parte que le correspondió por su matrimonio en 1842 con María de los Dolores Ramírez de la Piscina Martínez de Villarreal, teniendo una de las haciendas más importantes de la villa en la segunda mitad del XIX.

A pesar de tener numerosas tierras, rebaños, censos, posesiones en distintos lugares…no tomó parte en la modernización del vino riojano en la década de 1860. La temprana muerte de su esposa a los 38 años y dejándole al cargo de sus seis hijos, le sumió en una obsesión con el reparto de los bienes familiares, la religión y la muerte; temas que canalizó en la construcción de versos y escritos.

Conservamos de él tres libritos de dificultosa lectura y con unos temas muy obsesionados con la religión y la muerte..

  • Poesías Morales (publicado en 1868 en la imprenta vitoriana de El Semanario Católico Vasco-Navarro)
  • El Cerro del Espinal, cuento moral ( impreso en 1881 en Logroño en la imprenta de Federico Sanz)
  • Meditación Cristiana ( impreso en Logroño en 1888 en la Imprenta de Merino)

Descendiente de él fue Teodoro González Sáenz de Navarrete, quien siempre tuvo presente a su antepasado en sus poesías y en su pensamiento.

En la autoría de los libros figuraba como Juan María Navarrete. Un mandato del Provisor de la Diócesis de Vitoria con fecha 27-08-1883 indica que el apellido a utilizar es Sáenz de Navarrete

 

 

 

 

No bien la brillante aurora

Con sus albores de fuego

Los chapiteles colora

De los torreones de Elciego,

Cuando se oye la sonora

Campana que llama al ruego

En el día que festejan

Los habitantes de Elciego

A la Vírgen de la Plaza

Sus delicias y consuelo;

La alegría entra en las casa,

Todo entonces es movimiento

Pues para su vecindario

Es un día de contento;

Parece que suspendidas

Quedan sus penas un tiempo,

Parece que el regocijo

Se ha infundido en todos ellos;

¿Quién habitó estas orillas

Que a esta Vírgen en sus duelos

No la llamó? ¿quién rogara

Sin hallar su valimento?

Bella imagen de la Plaza

La protectora de Elciego

Que la gran Madre de Dios

Recuerdas en este pueblo,

Para sus vecinos tú eres

El más poderoso esfuerzo

El alma de sus empresas

El corazón de sus hechos;

De ti esperan, Vírgen santa,

Para sus males remedio

Para su aflicción amparo

Para sus penas consuelo;

Oyendo tu hermoso nombre

Nacen los hijos de Elciego,

Mamando lo oyen de niños

Y conforme van creciendo,

Bella imagen de la Plaza,

Tú te imprimes en sus pechos;

Tú tienes su corazón

Tú mandas sus pensamientos,

Tu nombre amoroso invocan

Al verse en cualquiera riesgo,

Y tu nombre necesitan

Cual si fuera un alimento;

A porfía se disputan,

El servirte todos ellos.

Parece que se delira

Al tener de ti un recuerdo,

Y sufrirán privaciones

Por presentarte un obsequio

Hasta el más pobre, Señora,

De albacas florece un tiesto:

Tu imagen es, Vírgen santa,

Sus glorias y su embeleso,

Su alegría animación,

Gozo, delicias, contento,

Sé pues, Vírgen de la Plaza,

Favorable a los de Elciego

Cuando contritos te pidan

En sus inocentes ruegos;

Y vosotros, que tenéis

Tal tesoro en vuestro pueblo,

Festejad siempre a esta imagen

Con fervoroso respeto:

Que la Virgen de la Plaza

Dará, sí, a los de Elciego

Cuanto contritos le pidan

En sus inocentes ruegos.

Juan María Sáenz de Navarrete Murga

Anuncios

Chocolates Pérez “los mejores”

Gaurko artikuluarekin eskertu nahi diegu laguntza handia ematen diguten hainbat pertsonei

chocolate-perez

Muchas son las personas que de manera directa o anónimamente nos ayudan a enriquecer este blog. A todas ellas queremos darles nuestro más sincero agradecimiento.  Directamente nos aportan materiales o nos indican dónde podemos encontrar algo relacionado con Elciego. El artículo de hoy es una prueba más de ello; el fotolito o plancha que utilizaba la imprenta para el envoltorio de los chocolates de la familia Pérez.

prensa    Un dibujo que nuestros mayores retienen aún en la memoria;  pero que la mayoría de los que hoy vivimos en la Villa ni recordamos ni jamás hemos visto.

A finales del XIX y en la primera mitad del siglo XX el chocolate estaba presente entre nuestros vecinos y varias familias se dedicaron a su elaboración: Bacigalupe, Villar y Pérez.

Los chocolates Pérez eran famosos en la zona y los elaboraba Julián Pérez Mena siguiendo la tradición de su padre Adrián, que transmitió a sus hijos Pérez Trincado. Unas generaciones de pasteleros y chocolateros famosos por sus yemas, merengues y chocolate.adrian-perez-membrete

El fotolito de la impresión nos acerca y nos evidencia cómo eran los envoltorios de esas tabletas de chocolate de la marca registrada “Chocolates Pérez”. En la tableta exterior, aparte de los 200 gramos que indicaba el peso de la tableta, ponía el precio de 6’95 pesetas. Desconocemos el color o colores de la impresión; presumimos que fuera un color marrón sobre un fondo blanco u ocre.papel-tableta

Es de resaltar el detalle del humo de la taza que invita a su degustación y nos visibiliza cinco aspectos a resaltar:  el peso, un rostro humano, el precio, la marca….y un bonito juego con el humo escribiendo “los mejores”…

moldes-blog

 

los-mejores

 

Un diseño en consonancia con la calidad del producto y con la elegancia de la Villa.

1928 .-Florencio Sierra cumpliendo el Servicio Militar en Larache (Marruecos)

Herriko gazte askok Marrokon soldadutza egin zuten.

florian-sierra

Muchos jóvenes de Elciego cumplieron el servicio militar en el Protectorado de Marruecos. La década de los años veinte tuvo un inicio bélico importante en la llamada popularmente “Guerra de Marruecos”o “Guerra de Africa” y conocida en los manuales como la “Guerra del Rif”. Hacia 1926, con la ayuda francesa, la zona se pacificó; pero en aquellos años,  realizar el servicio militar en Marruecos, seguía teniendo el tinte, leyenda y realidad de un conflicto armado.

En esta imagen cedida por su sobrino Ignacio Navarro Sierra, vemos a Florencio Sierra Seigido en una fotografía enviada desde Larache a su familia. Los Sierra estaban muy vinculada a la bodega del Marqués de Riscal, puesto que su padre, Pedro Sierra Peraita, fue durante varias décadas el encargado del campo de la bodega. Su esposa, Resurrección Ruiz de Vergara Cundín, con la que matrimonió el 19-09-1931, trabajaba también en la casa de la bodega junto a la familia Dubos. Estas vinculaciones le valieron la intervención del Barón de Chirel para un permiso puntual de Marruecos a Elciego durante el servicio militar.

 

Sabina Pérez Del Val

XIX. mendeko argazki hau Bañares familiakoek utzi digute.

BISABUELA SABINA

La familia Bañares nos vuelve a aportar más material fotográfico de su archivo familiar. En esta ocasión pertenece a la bisabuela Sabina Pérez Del Val, nacida en Logroño y que contrajo matrimonio en Elciego con Gerónimo Bañares Guinea el 13 de abril de 1872.

La foto tiene una antigüedad considerable ya que sin poder datarla, creemos que es de finales del siglo XIX, siguiendo la pista de la fecha de matrimonio y la propia textura cromática de la fotografía.

CHOCOLATES PEREZ

XX. mendearen hasieran txokolatea oso zabaldua zegoen gizartean. Eltziegoko txokolategiak oso ospetsuak ziren: Ochoa, Bacigalupe, Pérez, Villar,..

Onza de chocolate

El consumo del chocolate estuvo muy extendido desde finales del siglo XIX en nuestro pueblo. La referencia a la familia Bacigalupe a finales del XIX y principios del XX ya tuvo sus líneas en este blog. Hoy nos hacemos cargo de otra familia muy conocida por sus chocolates y yemas: Pérez
Adrián Pérez Calleja, natural de Azofra, se estableció en Elciego tras su matrimonio con Severiana Mena Valle el 01-04-1875, iniciando así la saga de los pasteleros Pérez en Elciego. Uno de sus hijos, Julián Pérez Mena, nacido en Elciego el 16 de febrero de 1889, continuó con su padre la actividad repostera.

Adrian Pérez membrete (Membrete utilizado por la familia en la década de 1910 y 1920 )

     Fueron famosos sus chocolates y sus yemas; una de las especialidades de la casa, tal y como anunciaban en la prensa. 1930-11-28 Adrián Pérez- Propaganda Diario La Libertad
La abundante utilización de claras de huevo para la clarificación de los vinos en las bodegas locales, originaba un importante excedente de yemas que Pérez supo utilizar en su obrador. Es un fenómeno parecido al de la zona de Burdeos, donde el excedente de yemas dio lugar al famoso pastel canellé, que también tuvo sus líneas en este blog.
Hoy traemos este molde para la fabricación de chocolate perteneciente a la familia Pérez Mena, con una reproducción del famoso chocolate Pérez quTabletae tanta fama adquirió en la primera mitad del siglo XX.

Molde

 

1699 contrato de la balconada de hierro del palacio de los Navarrete Ladrón de Guevara

Harrigarria da jauregi honetako burdinazko balkoia. Askotan Eltziegoko ikur bat agertzen da argazkietan

TIA PILAR CASA MARITA( 1920 aprox. Fotografía cedida por la familia Bañares. Aparecen Pilar y Paco Bañares Pérez)

 

 

La balconada de hierro del palacio de los Navarrete Ladrón de Guevara ( posteriormente de los Sáenz de Navarrete) es uno de los lugares más fotografiados de nuestra villa. En muchas ocasiones popularmente se le denomina también “Casa de los hierros” e incluso “Casa del Arzobispo”.
Este palacio lo construyó a finales del siglo XVII Don Gaspar Navarrete Ladrón de Guevara, hermano de Don Manuel Francisco, quien el mismo año que se contrató esta balconada ascendió al obispado de Mondoñedo.
El contrato de la balconada de hierro lo hace el dueño de la casa, Don Gaspar Navarrete Ladrón de Guevara con tres personas:
José de Mendibelzúa, maestro herrero natural de Abadiano (Bizkaia). Posteriormente trabajó la forja de la balconada del coro de la Iglesia de San Andrés (1720) y la de la Iglesia de San Juan de Laguardia (1727), dejando también huella artística en Miranda de Ebro, Vitoria y otras localidades.
Antonio de Astainza, también de la Anteiglesia de Abadiano y residente ocasional en Elciego. Posiblemente era arriero y compaginaba el traslado de vino al Norte con traída de hierro u otros materiales hacia nuestra zona. Así lo refleja en la hipoteca de “cinco machos con sus aparejos y colambre para portear vino, los dos pelícanos, dos pardos y uno negro que llaman el yuguero”
Juan de Olea, vecino de Logroño y miembro de una familia de maestros canteros conocidos en la zona.

El precio del yerro lo fijan en siete cuartos y media cada libra, siendo los balcones de bara y cuarta.
Como es costumbre en la época, se realizan tres pagos de igual cantidad, siendo el primero de 998 reales en San Juan de Junio, el segundo cuando realice “todo el antepecho a la media naranja con el tramo de la escalera y el balcón grande que hace esquina y el medianil “ y el tercer plazo en San Miguel de Septiembre.
La firma del contrato se realiza el 20 de marzo de 1699 ante el notario local Andrés Ramírez.

Documento

 

 

Escritura de la Balconería de la casa del Sr. D. Gaspar de Navarrete
Marzo 20 de 1699
En la Villa del Ziego a veinte días del mes de marzo de mil seiscientos noventa y nueve años ante mí el escribano y testigos pareció presente Don Gaspar de Navarrete Ladrón de Guevara vecino y Regidor Perpetuo de esta dicha Villa de la una parte y de la otra Antonio de Astainza vecino de la villa de la Anteiglesia de Abadiano y residente en esta villa como principal y Joseph de Mendibelzúa vecino de la dicha Anteiglesia y Juan de Olea vecino de la ciudad de Logroño estante en esta dicha villa como sus fiadores y llanos pagadores habiendo como como dijeron harían para lo que abajo se dira de deuda y lo ajeno suyo propio y sin que sea necesario hacer excursión en los bienes del dicho Principal motra diligencia alguna aunque de derecho se requiera y todos tres juntos principal y fiadores juntamente y de mancomun a voz de uno y cada uno de ellos de por sí y por el todo insolidum renunciando como renuncian las leyes y auténticas hoc ita de duobus reis de vendi y presente de fideduoribus la epistola de Adriano excursión de bienes y de la mancomunidad y demás declaro como o en ellas se contiene y dijeron que por cuanto se han convenido en traer el dicho Principal a dicho Don Gaspar toda la obra necesaria de balcones de hierro y antepecho de la media naranja y escalera para la casa del dicho Don Gaspar que fabrica nueva en esta villa que es notoria a siete cuarto y medio cada libra todo ello según la muestra que queda en poder del dicho Don Gaspar, con sus estribos bien formados y el alto de dichos balcones ha de ser de bara y cuarta entrando en esta medida la cornisa y que el asentar dicha obra ha de ser por cuenta y cargo del dicho Antonio de Astainza y el fin de ella para el día de San Juan de Junio que vendrá de este presente año y la importancia de la dicha obra haya de dar satisfacción de ella el dicho Don Gaspar en tres plazos; el primero que es de contado novecientos y noventa y ocho reales; el segundo habiendo traído todo el antepecho de la media naranja con lanzada de la escalera y el balcón grande que hace esquina y escuadra lo que importare más que será el tercero y último plazo para el día de San Miguel de Septiembre que vendrá de este año en cuya conformidad el dicho Principal y fiadores debajo de la dicha mancomunidad se obliga en forma con sus personas y bienes muebles y raíces habidos y por haber a que se cumplirá con lo arriba dicho por parte del dicho Antonio de Astainza para el de San Juan de Junio que vendrá de este presente venidero que el dicho Don Gaspar de Navarrete o quien su poder y derecho hubiere pueda hacer la fábrica de dichos balcones por lo que se ajustase por lo que importare quieren ser ejecutados y cada uno insolidum con ls costas y daños que en esta razón se siguieren y causaren y así bien confiesan haber recibido del dicho Don Gaspar los dichos novecientos y noventa y ocho reales el dicho Principal en dinero de contado que se da por bien contento pagado y entregado a su voluntad y porque no parece la entrega de presente aunque es cierta y verdadera renuncia las leyes de ella y demás del caso como en ellas se contiene para cuya seguridad y demás queda expresado en esta escritura además de la obligación general que va echa de las personas y bienes de los dichos Principal y fiadores y sin que derogue la especial ni por el contrario antes coadyugadas una a otra el que Antonio de Astainza hipoteca por especial obligación e hipoteca cinco machos con sus aparejos y colambre para portear vino, los dos pelícanos, dos pardos y uno negro que llaman el yuguero los cuales debajo de la cláusula de non ahienando quiere estén sujetos y obligados tácita y expresamente hasta dicha obligación; y el dicho Don Gaspar cumpliendo de su persona conforme a lo referido otorga que se obliga en forma con su persona y bienes muebles y raíces habidos y por haber a que cumplirá con los plazos arriba expresados pena que pasado cada uno contando del cumplimiento del dicho Antonio de Astainza haya de ser ejecutado por su importancia con la costas y daños que en su razón se siguieren y causaren y para su cumplimiento a todas las dichas partes, cada una por lo que le toca da poder a las justicias y jueces de personas competentes para que a ello les compelan y apremien como por sentencia pasada o autorizada de cosa juzgada renuncias las leyes fueros y derechos de su favor con la general y derechos de ella en forma y lo otorgaron así ante mí el escribano público siendo testigos Andrés Ibáñez López mayor y Francisco ¿ y Joseph Martínez de Dicastillo vecinos y estantes en esta villa y los otorgantes a quienes yo el escribano doy fe conozco los que sabían firmaron y por el que no por testigo así ruego
Gaspar Navarrete Ladrón de Guevara, Joseph de Mendibelzua,Joseph Martínez de Dicastillo. Ante mí Andrés Ramírez

documentoo(Archivo Histórico Provincial de Alava 1699- Andrés Ramírez Prot. 8385)

Familia Pérez

Pereztarrak ospetzuak ziren Ziekon gozogile eta fama handiko gozotegi izateagatik gure herrian.

PRIMOS DORA

La familia Pérez vino de Azofra a Elciego donde se asentó ligados a su confitería y pastelería, famosa entre otras cosas por sus yemas. Este producto, que tanta fama dio a los Pérez de Elciego, tenía relación en parte con la yemas excedentes de los huevos utilizados en la bodegas para la clarificación de los vinos. Esta fotografía nos la ha cedido Heriberto San Andrés Fontecha, de su madre Dora, emparentada con los Pérez. Está datada a principios de la década de los treinta y también nos ha aportado unas líneas identificativas de los presentes en esa fotografía. Un agradecimiento para ellos.

De izquierda a derecha:

1ª Fila: Francisca Murúa Pérez. Rosa Murúa Pérez. Maximina Pérez Trincado.Manolo Murúa Pérez. María Trespaderne Ruíz de Vergara. Cecilio Fontecha Entrena. Quiterio Fontecha Sanz (padre de los Fontecha Entrena). Jesús Fontecha Entrena. Cipri Pérez Trincado. Francisco Murúa Pérez.

2ª Fila: Carmen Pérez Trincado. Adrián Pérez Trincado. Valentín Entrena Garcia. Teresa (la francesita). Primi Pérez Trincado.

3ª Fila: Alejandro Fontecha Entrena. Pedro Castaño Trespaderne. Julio Fontecha Entrena. Adelín Murúa Pérez. Gaspar Pérez Trincado. Ignacio Murúa Pérez. Marcelo Fontecha Entrena. Dora Fontecha Entrena.

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/8378047518/in/photostream

Adrian Pérez

Propaganda en un periódico de 1924 sobre sus afamadas yemas

Propaganda en un periódico de 1924 sobre sus afamadas yemas

Pedro Sierra Peraita

Pedro Sierra Peraita Laguardian jaioa 1876 (?). Bere aita militarra zen eta Bigarren Karlista Gudatan LaguardiaraPedrito Sierra1 etorria zen

Pedro Sierra Peraita nació en Laguardia aproximadamente en 1876, debido a que su padre fue un militar destinado allí en la Segunda Guerra Carlista. La foto estaría datada en torno a 1870. Matrimonió en Elciego con Dorotea Seigido Sáenz n 1901, trayendo a nuestro pueblo el apellido Sierra.

La foto se la debemos a su nieta Pilar Blanco Sierra, quien tantos materiales nos ha ido cediendo muy generosamente.

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/8293649950/in/photostream

 

María González Sáenz de Navarrete, primera comunión

María González Sáenz de Navarrete jaunartzea egin zuen egunean. Ziekon gertatuakoa

María González Sáenz de Navarrete, comunión

Comunión de María González Sáenz de Navarrete. Elciego, década de los años 20. Con muchos detalles de la época: vestimenta, reclinatorio, Sagrado Corazón, peana,….

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/8278875118/

Familia Sierra Seigido

Sierratar senideak. Pilar Blanco Sierrak emandako argazkia.

Fotografía de la familia Sierra . Fotografía cedida por Pilar Blanco Sierra

De Izquierda a derecha: Wenceslao Sierra Seigido (n. Elciego 1910), Pilar Sierra Seigido (n. Elciego 1912), Pedro Sierra Peraita (n. Laguardia), Francisco Sierra Seigido (n. Elciego 1914)
Sentados: Vitorina Sierra Seigido (n. Elciego 1901), Vitorina Navarro (niña), Pedro Navarro Sierra (niño), Florencio Sierra Seigido (n. Elciego 1906), Dorotea Seigido Sáenz (n. Elciego 1884), Resurrección Ruiz de Vergara Cundín (n. en Pencagüe – Chile), Ignacio Navarro Sierra (n. Elciego 1925)y Gregorio Navarro Cenea (n. Elciego 1901)…la perrita se llamaba Estrella
Fotografía cedida por Pilar Blanco Sierra

http://www.flickr.com/photos/60720621@N03/8077741905/in/photostream

« Older entries