1867 Inauguración del Primer Puente del Ebro.- Las pilastras conmemorativas que nunca hemos conocido

Ebro Zubiaren obrak amaitzeko prest egoten ziren 1867 urtean. Bi zutabe giza eraiki zituzten zubiaren sarreran gogoerazteko noiz, nork eta noren mempe eraiki zen zubi hori.

Obelisco puent

Para la primavera de 1867 el puente de piedra sobre el río Ebro estaba casi terminado. Faltaba la calzada desde el puente hasta la estación de ferrocarril de Cenicero y la adecuación del camino nuevo carreteril que uniría el pueblo con el puente.
El contrato donde se reflejaban las bases para la construcción de la obra se firmó en Vitoria el 26 de noviembre de 1863 entre el Arquitecto Provincial Don Pantaleón Iradier (diseñador y ejecutor del proyecto) y el contratista Andrés Senderos Mena. Figuraba como testigo Don Ramón Ortiz de Zárate, Diputado General, y fue firmado ante el escribano de Vitoria Don Mariano Ugarte.
En la condición número 13 expresaba:
Se colocarán cuatro escudos dos a cada lado del puente según el diseño que se dé al tiempo de la ejecución, así como pondrá las inscripciones que se dispongan.”
En el propio plano de Pantaleón Iradier, Arquitecto Provincial, se señalaban dónde deberían colocarse los escudos, tal y como vemos en el dibujo.

plano Iradier

   Estando ya finalizadas las obras, es el mismo Arquitecto Provincial quien recomienda al Diputado General cambiar la ubicación de los escudos por dos pilastras colocadas a la entrada del puente por la parte alavesa, que serán más visibles y mejorarán aún más la estética de la obra.
“los escudos de armas que deberían colocarse según condiciones en el centro de las caras exteriores de los machones, no tendrán toda la vista y sería de desear, y me parece sería muy conveniente la sustitución de dichas armas, con dos pilastras de la forma que indica el adjunto que se colocasen en la entrada de Alava, que no dudo mejorará el aspecto general de la obra” Vitoria 22 de marzo de 1867 Pantaleón Iradier
Bien le pareció al entonces Diputado General Pedro Egaña, quien dio por aprobado la variación solicitada por el Arquitecto Provincial.

     “Se aprueba igualmente la ejecución y colocación de las dos pilastras a la entrada del mencionado puente en territorio de la Provincia con arreglo al diseño que se presenta, por cuenta y cargo del rematante principal y sus fiadores en sustitución de los dos escudos de armas que con arreglo a la contrata tenía obligación de poner en el centro de las caras exteriores de los machones del expresado puente.- Egaña.” Aprobación de Egaña
El 8 de julio de 1867 se inaugura el puente, acudiendo por Diputación el Teniente Diputado General Don Vicente Payueta y el Ayuntamiento de Elciego en pleno con su alcalde a la cabeza Don Bernardo Medrano.

   La riada de las siete de la mañana del doce de enero de 1871 se llevó todo el puente y con él las pilastras que adornaban la entrada. Nunca las hemos visto, ni incluso imaginado. Sirva este artículo como recordatorio de aquello que nunca conocimos pero que, ahora, sabemos que existió y que quién sabe si un día alguien tendrá el interés y la intención de reconstruir; únicamente cambiando fechas y nombres porque el puente actual nada tiene que ver con el primitivo.

   Sirva también este artículo del blog para reconocer y tener presente, una vez más, los nombres y el esfuerzo de aquellos que hicieron posible la comunicación entre ambas orillas, la expansión comercial de la zona y la posibilidad de utilizar el ferrocarri,l que supuso un vehículo de evolución económica y cambio social. Hoy por hoy, puede ser un anacronismo; pero, en su momento, fue una revolución en todos los órdenes.

 

(Documentación y dibujos extraídos del Archivo Histórico Provincial de Alava.- DH 799-25 )

Anuncios

La Comisión Vascongada de 1906

Ramírez de Olano senidei eskerrak nahi diegu eman honelako dokumentua errezteagatik

Foto

Queremos agradecer a la familia Ramírez de Olano el facilitarnos este estupendo documento gráfico que aumenta y enriquece el patrimonio cultural de nuestro pueblo.
En 1906 se vuelve a renovar el Concierto Económico que se había pactado en 1894. Nuevamente una denominada “Comisión Vascongada”, integrada por las tres Diputaciones, negoció en Madrid el acuerdo que se plasmó en el Real Decreto del 13 de Diciembre de 1906. En esta Comisión vuelve a tomar parte un hijo de Elciego: Don Eliodoro Ramírez de Olano, que junto con Ramón Mª Lili y Benito Guinea, fueron los únicos que también habían tomado parte en la Comisión anterior.
Esta foto oficial no tiene la firma de Fernando Debas, como la tenía la anterior; pero está claro que fue tomada por algún fotógrafo oficial de la Corte de Alfonso XIII.

CuadroEsta fotografía está resguardada también en un impresionante marco, de hechura distinta del anterior, pero en la misma línea. También tiene un remate superior con los escudos de las tres Diputaciones y una inscripción “Irurac bat”, señalando la unidad de los tres territorios en defensa de sus derechos históricos.

Irurac bat

 

 

 

 
Empezando por la izquierda y sentados tenemos a:
• Francisco Gascue (Vicepresidente de la Diputación de Guipúzcoa)
• Braulio Montejo (Diputado provincial de Alava)
• Ramón María Lili (Presidente de la Diputación de Guipúzcoa)
• Adolfo G. de Urquijo (Presidente de la Diputación de Vizcaya)
• Eduardo Velasco López Cano (Presidente de la Diputación de Alava)
• José Joaquín Ampuero (Diputado provincial de Vizcaya)
De pie y de izquierda a derecha:
• Eliodoro Ramírez Olano (Secretario de la Diputación de Alava)
• Joaquín Carrión (Diputado Provincial de Guipúzcoa)
• Isidoro León (Diputado Provincial de Vizcaya)
• Pedro Chalbaud (Diputado Provincial de Vizcaya)
• Benito Guinea (Vicepresidente de la Comisión Provincial de Alava)
• José Itarte (Diputado Provincial de Guipúzcoa
• Francisco Zabala (Vicepresidente de la Comisión Provincial de Guipúzcoa)
• Isidoro Sáenz de Santa María (Diputado Provincial de Alava)

1869 La Circular que el Diputado General de Alava mandó a los pueblos sobre la Instrucción Primaria

1869 urtean Arabako Diputadu Nagusiak lurraldeko udal guztiei gutun bat bidali zien aldarrikatzen hezkuntza eta irakaskuntza garrantzia duena.

IMG_8518El 25 de Junio de 1869, el Diputado General de Alava Francisco Mª de Mendieta envió una circular a todos los pueblos y ayuntamientos un escrito recomendando que se cuide la Instrucción Primaria en las poblaciones y también a los maestros y maestras, puesto que “la instrucción primaria es la base en que se sienta sólidamente la prosperidad“, no sólo la moral, sino también la material de los pueblos.

Por el mensaje importante dado por la primera autoridad foral para nuestros pueblos y porque la enseñanza ha tenido un papel protagonista en la historia de nuestro pueblo, traemos esta circular que se conserva en el Archivo Municipal.

A Elciego le llegó también esa circular, pero la enseñanza primaria en el pueblo estuvo bien atendida desde siglos anteriores. En 1865 se habían arreglado las escuelas de la Calle del Norte y en este año el maestro era D. Silverio Gervarsio Cambra y Leza y la maestra de niñas Dª Dorotea Gonzalo y Sanz de Cortázar.

DIPUTACIÓN GENERAL de la M.N y M.L. PROVINCIA DE ALAVA
Con sentimiento ha visto esta Diputación General, que algunos pueblos de la provincia al quedar vacante sus escuelas se han apresurado a rebajar considerablemente sus dotaciones, fundándose en las atribuciones que sobre este ramo de la administración pública les concede el fuero, y sin reparar que acaso por obtener una economía que de ninguna manera ha de ser un grande alivio para las cargas públicas, pueden causar no escasos perjuicios a la buena y acertada enseñanza de sus hijos.
El fuero concede efectivamente una intervención directa en la instrucción primaria a los Ayuntamientos, pueblos y concejos, pero no autoriza para que se doten mezquinamente a los maestros hasta el punto de no ofrecerles los medios necesarios para su decorosa subsistencia. Si cuando en las demás provincias del Reino el ramo que nos ocupa alcanzaba el más mezquino estado, en la nuestra, gracias al régimen especial que disfrutamos, los pueblos le atendían, le cuidaban, lo protegían y procuraban fomentarlo, no se comprende el que hoy que ha mejorado considerablemente en toda la Nación, nos olvidemos nosotros del brillante estado a que lo hemos traído en Alava y vayamos a destruirlo cuando precisamente lo que debíamos hacer es fomentarlo todavía más para marchar siempre a la cabeza, puesto que hemos conquistado gracias a nuestros afanes, a nuestros fueros y a nuestras patriarcales costumbres.
La instrucción primaria es la base en que se sienta sólidamente la prosperidad, no solo moral, sino material de los pueblos. Por lo tanto los gatos que ocasiona son altamente reproductivos, puesto que dispensa a la sociedad un beneficio inmenso, un beneficio que sólo se aprecia debidamente, consultando la estadística criminal y aprendiendo, en ella que el crimen retrocede a medida que avanza, se difunde y generaliza la instrucción. La instrucción forma buenos ciudadanos, los hace dóciles y obedientes, de costumbres morigeradas, arraiga en ellos los hábitos de laboriosidad y de trabajo y les dispensa en fin con la tranquilidad de sus conciencias, toda la posible prosperidad y bienestar.IMG_8517
La Diputación no puede descender a comparaciones siempre odiosas, pero cree que con lo que lleva manifestado, comprenderán los pueblos cuán importante es el ramo de que se trata y cuántos beneficios hemos de reportar todos del afán y empeño que formemos en cuidarlo y protegerlo. Por eso dirige hoy su voz paternal a los pueblos de la provincia, para que procuren por todos los medios posibles, cuando vacaren sus escuelas, por lo menos mantener las dotaciones que hasta ahora han disfrutado los maestros, con el fin de conseguir que la juventud alcance buenos directores, que la instruyan y la eduquen como corresponde y que formen en fin buenos ciudadanos y honrados padres de familia.
Pero no por eso pretende la Diputación que los pueblos se pongan obligaciones superiores a sus fuerzas, ni que hagan sacrificios imposibles. Si en algunos fuera demasiado pesada esta obligación pública, la Junta de Instrucción pública de la Provincia los oirá y los atenderá cuanto atendibles sean sus reclamaciones. Siempre que vacue una escuela, fórmese el oportuno expediente ante la citada Junta, y si de él resulta que es excesiva la dotación, atendidos el vecindario, riqueza y recursos de que disponga el pueblo, la dotación decrecerá a sus justos límites, a la posibilidad del vecindario, pero siempre procurando que sea decorosa para que el profesor pueda vivir sin mendigar: esto es lo que la Diputación y al Junta Provincial del ramo desean en interés de los pueblos y en interés de la enseñanza primaria.
Los pueblos tienen hoy derecho de nombrar sus maestros y la Diputación no ha de cercenarles por cierto semejante derecho, sino que antes bien ha de procurar apoyarlos y sostenerlos en él como en todos los demás que les concede el fuero, pero por esta misma raz´n desea que las escuelas ofrezcan más si cabe, que hasta ahora, la más sólida garantía de que corresponderán dignamente a su objeto y a su razón de ser, lo cual no se consigue sino teniendo buenos maestros que puedan vivir apartados de la indigencia, aunque no en medio del lujo y a quienes se les exige el puntual cumplimiento de sus deberes y el buen comportamiento a que están obligados todos los funcionarios públicos y más que todos los maestros que dirigen la juventud.
La Diputación espera confiadamente que serán atendidas las poderosas razones que deja ligeramente apuntadas y le previene a V. que haga conocer la presente circular a todos los pueblos de ese distrito municipal, disponiendo que se dé lectura de ella en los concejos al mismo tiempo que interpone por su parte la legítima influencia que ejerce entre los vecinos para secundar los patrióticos y ardientes deseos de esta Diputación
Dios guarde a V. muchos años
Vitoria 25 de junio de 1869
El Diputado General Francisco María de Mendieta”

 

La Comisión Vascongada de 1894

Ramírez de Olano senidei eskerrak nahi diegu eman honelako dokumentua errezteagatik.

1894 Comisión Vascongada

Queremos agradecer a la familia Ramírez de Olano el facilitarnos este estupendo documento gráfico que aumenta y enriquece el patrimonio cultural de nuestro pueblo.
A principios de 1894 una denominada “Comisión Vascongada”, integrada por las tres Diputaciones Forales, se desplazó a Madrid a negociar el Concierto Económico que se plasmó en el Real Decreto de 1 de Febrero de este mismo año. Y en esa Comisión tomó parte un hijo de Elciego: Don Eliodoro Ramírez Sáenz de Olano, nacido en Elciego el 3 de Julio de 1851, donde se casó  en 1881 con Emiliana Bañares y  pasó a residir en Vitoria, para ocupar el cargo de Secretario de la Diputación Foral de Alava, en 1883.
Esta foto oficial fue realizada por Fernando Debas, fotógrafo oficial de la monarquía de Alfonso XII, la reina regente María Cristina y posteriormente con Alfonso XIII. La oficina, tal y como se detalla en el documento, la tenía en la calle Alcalá nº 31; e indicaba como gran novedad en la época: “Hay ascensor”. Parece ser que el documento fotográfico fue un regalo que las propias Diputaciones hicieron a los integrantes de esta Comisión .

1894 cuadro
El impresionante marco que embellece y resalta este documento gráfico tiene un remate superior con los escudos de las tres Diputaciones y una inscripción “Irurac bat” recalcando la unidad de los tres territorios históricos.

1894 cuadro cabecera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Empezando por la izquierda y sentados tenemos a:
• Juan José Elorza (Vicepresidente de la Diputación de Guipúzcoa)
• Cosme Palacio (Vicepresidente de la Diputación de Vizcaya)
• Juan Cano (Presidente de la Diputación de Alava)
• José María Arteche (Presidente de la Diputación de Vizcaya)
• Ramón María Lili (Presidente de la Diputación de Guipúzcoa)
• Benito Guinea (Vicepresidente de la Comisión de la Diputación de Alava)

De pie y de izquierda a derecha:
• Eliodoro Ramírez Olano (Secretario de la Diputación de Alava)
• José Epalza (Diputado Provincial de Vizcaya)
• Justino Iradier (Diputado Provincial de Alava)
• José Machimbarrena (Diputado Provincial de Guipúzcoa)
• Leonardo Monna (Diputado Provincial de Guipúzcoa)
• Fernando Olascoaga (Diputado Provincial de Vizcaya)
• Bernardo Unda (Contador de la Diputación de Vizcaya)

 

1841-01-20 Carta de agradecimiento del Diputado General a Elciego

Iñigo Ortés de Velasko, Diputatu Nagusiak, Eltziegoko Udalari eskertzeko gutuna bidali zion.

IMG_6122

Esta carta de agradecimiento que el Diputado General de Alava, Iñigo Ortés de Velasco, Marqués de la Alameda, tiene contexto histórico y emotivo que no vamos a desarrollar aquí. Sólo aportamos su contenido por expresiones y conceptos que son buenos recordarlos y mantenerlos en la memoria. Es un documento dedicado expresamente a Elciego y sólo por ello tiene un valor para estar presente en este blog.

     “Esta Diputación general ha leído con toda la atención que se merece la exposición que Vds le dirigen con fecha de ayer y la copia del acta celebrada por la mayor más sana parte de los vecinos de la villa de Elciego con motivo de haberse presentado en ella Don Domingo Saavedra con orden del Exmo Señor Comandante general de esta provincia encargado de su gobierno político para renovar su Ayuntamiento por el método constitucional.
      La conducta de la villa de Elciego en esta ocasión, com en otras mientras que la honran y distinguen, ha sido a la par que leal al régimen foral, noble y firme y cual corresponde a un pueblo ilustrado en estos momentos de angustia y de aflicción. Nunca más que ahora necesitan los fieles y honrados alaveses ser circunspectos y mirados en sus acciones por indiferentes que parezcan, nunca vivir más unidos y estrechados y nunca reclamar con más instancia y empeño los consejos y el apoyo de su Diputado General.
     Algunos pocos enemigos de los fueros que habitan entre los leales alaveses instigados por otros más poderosos que residen fuera de la provincia, quieren dividirnos, desean introducir la discordia entre nosotros, y figurando y abultando malas que imponen a la sombra de abusos que no evitar, intentan seducir y engañar a los incautos para arrancar señales de oposición a los fueros y autorizados en ella pedir y dar a nuestras instituciones , que por espacio de siglos han hecho la felicidad de estos habitantes, el golpe mortal que se prepara.
     La Diputación tiene motivos para recelar que la parte de la provincia de la Rioja, es en donde nuestros enemigos contaban con más esperanza coger el triste fruto de sus maquinaciones fundadas sin duda en que la situación de aquellos habitantes no es tan aventajada como la Diputación quisiera, y como la Junta general procurará que lo sea cuando las circunstancias se lo permitan; pero el acertado, prudente y foral comportamiento de los habitantes de la Villa de Elciego y de otros pueblos de la Rioja Alavesa, ha venido a confundir los siniestros pilares de estos malos hijos, a derramar un consuelo en el corazón afligido del Diputado General, y a dar un testimonio público de los sentimientos forales que anidan en esta parte importante de la provincia de Alava.
    IMG_6123 El actual Diputado general conoce, no desde hoy, sino desde el año de 1833, como lo acreditó entonces, la justicia y la necesidad con que los habitantes de la Rioja Alavesa reclaman el apoyo y la protección de la provincia, para que el cultivo de sus viñas y la elaboración de sus vinos reciban el fomento que pide su interés particular y el general de los alaveses; si mi Diputación no hubiera estado sembrada de tan amargas tribulaciones, acaso no se hubiera terminado sin obtener algunas ventajas a favor de las hermandades Riojanas; esta esperanza me anima todavía y hoy se ha redoblado vivamente hacia esa Villa de Elciego y de otras que se hallan en su caso, por lo bien que han sabido conducirse en estas circunstancias.
     Ruego Vds. que la haga así presente a aquellos honrados vecinos que les en conocimiento de la Junta general en su primera reunión la exposición de Vds y la copia del acta que me han entregado, que cuenten con el apoyo, protección y defensa de la Diputación en esta cuestión y en cualquiera otra relativa a la conservación de nuestros fueros y es todo lo que contemplen y pueda contribuir al bienestar y prosperidad de sus habitantes
     Dios guarde a Vds muchos años.
     Vitoria 20 de Enero de 1841″

Vitoria 20 de Enero de 1841
Iñigo Ortés de Velasco
Sres. Don Francisco de Villarreal y Don Manuel Echavarría Tobía, Comisionados del Ayuntamiento de la Villa de Elciego