1916.- La poblaciòn y el comercio en Elciego hace un siglo

Orain dela ehun urte ze nolako dendak eta industriaren jarduera izagen genituen gure herrian, benetan bereizgarria da.

poblacion

Al finalizar el año de 1916 Elciego tenía 1442 personas censadas, de las cuales 736 eran varones y 704 mujeres ( “hembras”, como se denominaba en aquella época).Dos de ellas eran extrajeras, seguramente Jorge Dubois y su esposa. 552 estaban casados y casadas en ese año, 97 estaban en estado de viudedaz y la mitad de la población (793) gozaban de una soltería; incluía en esta elevada cifra toda la población infantil y juvenil. Era una población joven y pujante de una villa que se iba modernizando en todos sus aspectos. Menores de 18 años había censadas 571 personas (39’6%) y otra tercera parte la constituía el bloque de más de 35 años.  Por ver las evoluciones y el progresivo crecimiento de la esperanza de vida, en este censo de población sólo había 3 personas de más de 80 años. Y tan sólo otras 25 llenaban la franja entre 70 y 80 años. Una fotografía poblacional bastante distinta de la que un siglo más tarde gozamos.

También en estos años Elciego había vivido sus revueltas sociales y sus primeros convenios laborales, dignos de una población modernizada.

El comercio local iba creciendo a un ritmo importante para atender las necesidades del creciente vecindario. Los registrados en la matrícula comercial e industrial de Elciego eran los siguientes:listado

Posada Carlos Laorden y José Blanco
Café Narciso Vázquez
Venta tocino Cipriano Espiga
Ultramarinos Severiano Palacios, Bernardo Ribera, Narciso Vázquez, Santiago Angulo, Adrián Pérez, Pedro Santos y Lorenzo Villar
Venta licores Pedro Vázquez y Gregorio Entrena
Carnes Gaspar Murúa y Juan Sáez Tricio
Harinas Tomás Cañas
Fabricación vinos finos Marqués de Riscal
Fabricación vinos Bodegas Bilbainas, Alejandro Gayenaga, Murúa y Julián Guereñu
Pan León Santos, Herederos de Marceliano Gómez y Eladio Pombo
Confitero Adrián Pérez y Lorenzo Villar
Tonelería Marqués Riscal
Fábrica de Harinas Majuelo Pérez y Cía
Médico Sebastián Capmany y César García
Farmacéutico Pedro Diez Caballero y Sinforiano Giménez
Practicante Teodoro Alvarez
Veterinario José Palacios
Alpargatero Pedro Santos, Pedro Vázquez y Gregorio Entrena
Guarnicionero Francisco Nieto
Botero Carlos Laorden
Cantero Filomeno Ruiz e Isaac Rodríguez
Carpintero Paulino Ruales, Sixto Escudero y Evaristo Sáenz
Constructor de carros José García Gato
Hojalatero Julio Sáez
Herrero Patricio Armentia
Modista Josefa Pereita e Inés Otero
Corsetera Gabriela Garrido
Sastre Antonio Pardo y Vicente Pardo
Zapatero Leoncio Uribelarrea y Manuel Cuende
Venta frutos Rita Palacios

Los carruajes eran los únicos medios mecánicos para el transporte de mercancías y de personas. Por lo tanto estaban sujetos al cobro de un impuesto industrial.  Había siete carruajes censados; unos para el transporte de personas y otros para el de vinos, fundamentalmente. Sus dueños eran : Primitivo Trincado, Carlos Laorden, Nicanor Murúa, Marqués de Riscal, Eugenio García, Bernardo Rivera y Venancio Castro.

Otros registrados como industria estaban Jorge Dubos (Administrador de fincas), Ignacio Ormazábal (Empleado), el Casino de Elciego (Círculo recreativo) y la Sociedad Electra “Buicio” como productura de luz eléctrica.

 

 

EL COMERCIO Y LA INDUSTRIA LOCAL EN ELCIEGO EN 1881

 

Karlista guda amaitu eta gero, Udalak lanari jo zion merkataritza eta industria sustatzeko eta berritzeko.

Encabezamiento

Al finalizar la contienda carlista, los responsables del gobierno municipal pusieron mucho interés en modernizar el pueblo en todos sus ámbitos: ordenanzas municipales , comercio, industria, agricultura, vitivinicultura, contabilidad municipal, participación ciudadana,… Alcaldes como Canuto Balanzategui, Fernando Sáenz de Olano, Gerónimo Bañares, Galo García, León Sáenz de Navarrete, Román Ramírez, Fructuoso Uribe,…..y otras personalidades que trabajaron muy activamente en este proceso, hicieron que el pueblo en la década de 1880 tuviera un cambio muy importante y una actividad de población moderna, estructurada y organizada.

En este documento referente a un reparto presupuestado  del ejercicio de 1881 de 1.243 pesetas a la Industria y al Comercio, vemos al detalle cuál es la actividad comercial privada de la villa. En la distribución, han tomado parte bajo la presidencia del Alcalde “los Señores Síndicos representantes de cada gremio”. Un detalle más que no pasa desapercibido en una población que va aumentando progresivamente y que ha pasado ya de los 1.400 habitantes.

Es preciso señalar que en este listado de comerciantes e industriales no se contempla todo lo referente a la agricultura, ganadería y elaboración de vinos, ya que están fuera de este reparto. Llama la atención que la Bodega del Marqués de Riscal , que lleva en activo desde 1868 y en 1883 va a realizar su segunda ampliación,  da trabajo a una parte importante de la población; pero no está incluida en el apartado industrial (sí lo está en la actividad del molino del Sr. Marqués).

Estos son los gremios que participan en el reparto.

Comerciantes: 22 ( María Antón viuda de Cagigas, Natalio Bacigalupe, Nicanor Murúa, Gerónimo Riofrancos, Francisco Laorden, Adrián Pérez, Santiago Cundín, Leonardo Santos, Angel Bengoa, Lorenzo Villar, Matías del Val, Gregoria Urive, Trinidad Valle, Martín Cenea, Blas Espiga, Clemente Alonso, Agueda Quintana, Estefanía Pérez, Eusebio Laorden., Calixto Sáenz, Aniceto Artiaga y Mario Cundín)

Chocolateros: 3 (Natalio Bacigalupe, Adrián Pérez y Lorenzo Villar)medio

Posaderos: 2 (Eusebio Laorden y otro)

Herreros: 3 (Viuda de Manuel Alesón, Pedro Lapuente y Tomás Alesón)

Panaderos: 7 ( Manuel Calaza, Martín Cenea, Juan Velasco, Vicente Medrano, Fructuoso Uribe, Justo Navarro y Julián Villaverde)

Zapateros: 6 (Esteban Regueiro, Eugenio Elorza, Millán Bajo, Nicolás Cerezo, Leoncio Urivelarrea y Anastasio Seigido)

Sastres: 12 (Luis Ruiz, Benito Urraca, Deogracias Lamaza, Sebastiana Negueruela, Práxedes Cañas, Ana Giiménez, Braulia Rosales, Sebastiana de Riofrancos, Clotilde Martínez, Leona Palacios, Juana Sáenz y Angela Cornes)

Canteros y Carpinteros: 13 (Calixto Urive, Cándido Llanos, Pelegrín González, Francisco Cámara, Bernabé, Pablo Cundín, Pedro Castaño, Ruperto Ulloa, Evaristo Sáenz, Canuto Lamaza, Angel Bengoa, Prudencio Escudero y otro)

Boteros: 3 (Eusebio Laorden, Juan Santos y Francisco Laorden)

Herradores: 2 (Manuel Lazcano y Francisco Goicoechea)

Tonelería: 1 (Juan Pineau)

Esquiladores: 1 (Prudencio Berrio)

Hojalateros: 2 (Francisco Sáenz y Antonio Palacios)

Fábricas de aguardiente : 4 (Epifanio Barredo, Pedro López, Benigno Saludes y Jacoba Maestresala)

Molino del Marqués Final
                                                                                (Archivo Municipal de Elciego: 1881)

CHOCOLATES PEREZ

XX. mendearen hasieran txokolatea oso zabaldua zegoen gizartean. Eltziegoko txokolategiak oso ospetsuak ziren: Ochoa, Bacigalupe, Pérez, Villar,..

Onza de chocolate

El consumo del chocolate estuvo muy extendido desde finales del siglo XIX en nuestro pueblo. La referencia a la familia Bacigalupe a finales del XIX y principios del XX ya tuvo sus líneas en este blog. Hoy nos hacemos cargo de otra familia muy conocida por sus chocolates y yemas: Pérez
Adrián Pérez Calleja, natural de Azofra, se estableció en Elciego tras su matrimonio con Severiana Mena Valle el 01-04-1875, iniciando así la saga de los pasteleros Pérez en Elciego. Uno de sus hijos, Julián Pérez Mena, nacido en Elciego el 16 de febrero de 1889, continuó con su padre la actividad repostera.

Adrian Pérez membrete (Membrete utilizado por la familia en la década de 1910 y 1920 )

     Fueron famosos sus chocolates y sus yemas; una de las especialidades de la casa, tal y como anunciaban en la prensa. 1930-11-28 Adrián Pérez- Propaganda Diario La Libertad
La abundante utilización de claras de huevo para la clarificación de los vinos en las bodegas locales, originaba un importante excedente de yemas que Pérez supo utilizar en su obrador. Es un fenómeno parecido al de la zona de Burdeos, donde el excedente de yemas dio lugar al famoso pastel canellé, que también tuvo sus líneas en este blog.
Hoy traemos este molde para la fabricación de chocolate perteneciente a la familia Pérez Mena, con una reproducción del famoso chocolate Pérez quTabletae tanta fama adquirió en la primera mitad del siglo XX.

Molde

 

HOSTERIA SAN ANDRES ECHEA – ELCIEGO

Txikitan benetan ikusten genuen argazkian agertzen diren irudiak. Jende gazteak ez du ezagutzen agertzen dena. Garamendik zabaldu zuen hotela oso famatua zen garai hartan.

Hotel B índiceHotel Bb

(Postal cedida por la familia Cannaris, de California)

Para muchos de nosotros es una estampa conocida y recordada en la década de los años sesenta, setenta y hasta casi se alargó a la de los ochenta. Es el Hotel que Garamendi estableció en esta casa palacio que Fausto Bañares construyó, su yerno Canuto Balanzategui la tuvo como residencia principal y Paterna la heredó como muchas otras posesiones, pasando la mayoría de ellas a las arcas de la Iglesia.
Fue uno de los apoyos importantes de ese impulso al turismo en la década de los setenta, principalmente. Eran los años en que en los carteles oficiales se le denominaba a nuestro pueblo “Elciego, la mejor playa de la costa del vino”.
El hotel, como popularmente se le denominó durante años posteriores, estaba dedicado al patrono del pueblo: San Andrés. Esta casona establecía la confluencia entre las calles de San Andrés, Bebedero y la del Diezmo.
Garamendi, el artista ebanista que amplió sus conocimientos artísticos durante su etapa obligatoria en tierras francesas, la persona buena y entrañable que donó la lámpara que está en la ermita de la Virgen de la Plaza, el hombre que estableció amistades y corazón humano entre nuestra gente, denominó a su proyecto “San Andrés Echea”, con esa grafía en euskera propia de su tiempo y con una visión para atraer con buena comida, vino, clima y simpatía al público de Bilbao, San Sebastián y Vitoria , tal como reza en esta postal.

La Chocolatería de Bacigalupe

La actual vinoteca de “La Ermita”, situada enla Plaza Mayor, ha sido siempre uno de los locales comerciales más cotizados de nuestra villa. La actual vinoteca, la anterior oficina bancaria, la sala de juegos en nuestra niñez, etc… Hace más de una centuria, estuvo asentada en ese lugar uno de los comercios más peculiares de nuestras villa: la chocolatería de Bacigalupe..

A finales del XIX el comercio con iniciativa privada florece en nuestra villa. Los servicios de arriendo municipal, corredurías, …van dejando paso al comercio. El chocolate es un producto con su demanda importante y entra con fuerza en el consumo de la población.

Natalio Bacigalupe Montoya, natural de Cenicero y proveniente de una familia de comerciantes de la otra parte del Ebro, pone sus raíces en Elciego al contraer matrimonio con Anastasia Besga Jiménez de Ventrosa en 1874. Natalio se dedica a la confitería y a la elaboración de chocolates a la par que sus hermanos realizan la misma actividad en Nájera.

La confitería y chocolatería iniciada por el matrimonio, continuó más tarde con su viuda y sus hijos tras el fallecimiento de Natalio en1897 alos 44 años.

NICANOR MURUA, arrastre de vinos

Nicanor Murúa, nacido en Navarrete, era hijo de José Murúa Mantxola, el cantero de Legazpia que vino a Elciego y trabajó en varias obras, entre ellas en la construcción de las bodegas de Marqués de Riscal.. Falleció en Elciego el 06-01-1897.Contrajo matrimonio en nuestra villa el 11-02-1882 con Canuta Ruales Villaverde.

Los Murúas tuvieron iniciativas importantes en el comercio local. Nicanor Murúa se dedicó a varias actividades, entre las que se encuentra la comercialización de vinos. Sus hijos Justo Murúa Ruales, aprendiz de tonelero en la Bodega del Marqués de Riscal, pasó a explotar sus conocimientos creando a principios del siglo XX el taller más importante de tonelería de Rioja. Otro hijo, Elicio Murúa Ruales, se dedicó al comercio local, teniendo su propio horno para la fabricación de pan.