El cementerio medieval de la Plaza Mayor

Enparantzako Ama Birjinaren Baselizaren aurrean bere garaian hilerri bat izan zen. Gaur egunean kondaira bat besterik ez da.

tumba_plaza_elciego_1981

    (Fotografía proporcionada por Jose Ramón Elorriaga Zubiaurre)

  Al final del medievo, el asentamiento de población que existía en la pequeña colina en la que hoy en día está asentado Elciego, estaba diferenciado por dos pequeños “barrios”; cada uno con su pequeña ermita donde realizaban el culto religioso. Uno podríamos situarlo en la parte superior del pequeño montículo y que tendría su pequeña ermita bajo la advocación de la Virgen María. El otro, más orientado en la falda de la colina hacia el río, tendría su pequeña ermita bajo la advocación de San Andrés. Los exteriores de estos pequeños edificios religiosos eran los lugares destinados al enterramiento de las personas fallecidas.
Esta pequeña aldea estuvo vinculada y fomentada por el Fuero de Laguardia, dado en 1165 por el rey navarro Sancho VI y perteneció a la Tierra y Villa de Laguardia hasta 1583. Este acontecimiento civil que supuso el paso de aldea a “ villa de por sí”, estuvo acompañado de otro muy importante en la vertiente religiosa: la edificación de la Iglesia Parroquial de San Andrés. La construcción de este soberbio edificio en torno a la ermita de San Andrés, se inició en el segundo tercio del siglo XVI ; finalizándose en la segunda década del siglo XVII. Esta nueva construcción, que concentró en sí el culto religioso y parroquial de la aldea creciente, no impidió que la advocación de la Virgen siguiera teniendo su parte activa en la villa; hasta el punto de pasar a denominarse la Virgen y su templo como “De la Plaza”.
Con el nuevo templo parroquial de San Andrés, el entierro de los difuntos de la villa se fue realizando dentro y fuera de este nuevo edificio; abandonando los entierros que se venían realizando en el de la ermita de la Plaza. Esta práctica se mantuvo hasta 1810, donde se construyó a las afueras del pueblo el actual cementerio o camposanto.
El documento más antiguo del que tenemos conocimiento y en el que se hace referencia a este cementerio de la plaza, está fechado en 1578. Pertenece a los registros de fábrica de la Parroquia . En la Visita pastoral de la Diócesis de Calahorra que realiza este año a la Parroquia, aún en obras, dice:sepulturas plaza 1578
Otro sí mandó su merced al cura Juanes Iñigo Nabarrete que ponga los mojones en el cementerio de nuestra Señora ermita que está en la plaza del dicho lugar conforme a las sepulturas y por los amojonamientos por donde antes como queda visto y averiguado lo que haga dentro de un mes so pena de suspensión”.
Treinta años más tarde, en la Visita de 1607, vuelve el Visitador a reclamar el respeto a ese lugar sagrado señalado por los mojones.1607 Visita, cementerio Plaza

..que junto a la ermita de Nuestra Señora de la Plaza de los mojones adentro que es lugar sagrado suelen los vecinos de la dicha villa jugar a la calva..y a gramar cáñamo y majar lino siendo como es muy grande indecencia que en lugares sagrados se hagan semejantes juegos de donde podrían resultar pendencial y riñas de que podría violarse el dicho lugar sagrado”

Las próximas visitas pastorales seguirán hablando en múltiples ocasiones de la ermita de la plaza; pero ya no van a hacer referencia a ese lugar sagrado exterior, marcado y amojonado donde se utilizaba como cementerio.
Cuando se realizó la última reforma del suelo de la plaza mayor en 1981, se pudo comprobar la existencia de ese cementerio medieval . El testimonio gráfico que nos dejó en su día Joserra Elorriaga,  nos sigue recordando que en la parte norte de la plaza, en el exterior de su ermita, descansa eternamente una parte de la población de la antigua aldea.

EL CEMENTERIO DE ELCIEGO

Gure hilerriari buruzko azalpen txiki historiko bat. Han daude elkarturik gure antzineko bizilagun guztiok; bai aberatsak edo dirudunak, bai pobretsuak. Han eta gure oroimenetan.

La construcción del cementerio de Elciego a principios del s. XIX obedece más a una modernización de la organización social de la villa que a factores de incremento de población. Hasta esta fecha, la inhumación de los cuerpos se hacía dentro del templo de la parroquia y en los aledaños, dependiendo si tenían sepultura o no en el interior de la Iglesia.

Sin tener aún rematado el soberbio edificio parroquial, concretamente en 1625, ya queda reflejada la observación del Visitador de la Diócesis de que ……

http://www.calameo.com/read/0000471199421d71cb588