1881.- “El Cerro del Espinal” cuento moral de Don Juan María Sáenz de Navarrete Murga

1881.ean argitaratutako liburu honetan, bertso bitartez errezitatzeko gertakariak asmatzen ditu eta baita bere inguruneko errealitateak azaltzeko.

En este tercer y último librito de poesía que conocemos de Don Juan María Sáenz de Navarrete Murga, vemos a un poeta más pleno, más maduro, con más riqueza estilística e imaginativa. Aunque el título y la finalidad sigue siendo un cuento moral, el argumento es todo un montaje para recitar, como si de un auténtico poema dramatúrgico se tratara.

La finalidad es remarcar en los personajes la importancia de los buenos valores y cómo el mal vence al bien en todas las facetas de la vida. Aquí la muerte, el Juicio Final, el pecado y otras obsesiones que empapan las páginas de los otros dos libros, dejan paso a una visión moral de la vida con más detalles cotidianos y hasta una sonrisa jocosa que aparece en varias cuartetas.

“El Cerro del Espinal” es un montículo de la jurisdicción de Elciego, encima del Ebro en la zona de Tronconegro, lugar donde el autor enclava todos los acontecimientos.

Los personajes que aparecen en el relato son los siguientes:

  • Don Rodrigo Mezana, “Señor del Espinal”
  • Clara, sobrina de Rodrigo
  • Angela de Llana, mujer de Rodrigo
  • Fray Andrés, ermitaño y limosnero en la zona
  • Sargento Alduengo
  • Espuro, marido de Juncosa que trabaja para Rodrigo
  • Mujeres en tertulia: Curra, Paca, Chula, Peluda
  • Felicia, ama de casa de Rodrigo
  • Aurora, doncella bella de la casa
  • Juncosa, mujer que recoge a Clara.
  • Don Pedro de Llana, pretendiente de Aurora
  • Don Pedro de Barranco, escribano
  • Ramiro, capitán

Es notable que los nombres de muchos de ellos están tomados de topónimos de Elciego:

  • Señor del Espinal ( Cerro del Espinal)
  • Don Rodrigo Mezana ( La Mezana)
  • Fray Andrés ( Iglesia y Parroquia de San Andrés)
  • Sargento Alduengo ( Valduengo)
  • Espuro ( El Espuro)
  • Don Pedro de Llana y Angela de Llana ( Las Llanas)
  • Don Pedro de Barranco ( Los Barrancos)
  • Juncosa, mujer de Espuro ( La Pajuncosa)

 

Argumento:

Los sucesos están enclavados a inicios del siglo XVIII tras el final de la Guerra de Sucesión, donde cuatro compañeros ( Ramiro como capitán, Rodrigo Mezana como teniente y otros dos soldados) abandonan la milicia y se retiran a la vida civil, prometiéndose volver a encontrarse y mantener la amistad. Posteriormente los dos soldados fallecen.

Rodrigo Mezana se retira a sus posesiones en el Espinal, donde se le conoce como “El Señor del Espinal”. Un hermano suyo fallece dejando una niña a su cargo, de nombre Clara. Al cabo de unos años Rodrigo se casa con Angela de Llana, pero anteriormente había sucedido un episodio que es la trama de la obra. Rodrigo quiso desprenderse de su sobrina y para ello encarga a su cuñado Pedro de Llana deshacerse de ella a cambio de una suma de dinero. Llana le encarga a Espuro que ejecute lo que le ha encomendado Mezana y guarde silencio. Espuro, hombre bueno, tiene remordimientos sobre el devenir de la chiquilla  y la recoge en una casa con el nombre de Aurora.

En la boda de Rodrigo con Ángela de Llana, un trovador canta unas coplas augurando un final triste al acontecimiento que están celebrando. Rodrigo manda a sus servidores revisar lugares y comensales, temeroso e intranquilo por lo que el músico está recitando.

Un ermitaño de nombre Andrés, que recorre la zona pidiendo limosna y brindando ayuda a quien se lo pide, aparece en escena. Un grupo de mujeres cuchichean en la cocina sobre si la niña murió en el Ebro o está viva, que si el señor Juncosa la protegió y que aún anda por la zona,…todo son rumores que circulan por el pueblo.

En la casa de Rodrigo hay dos sirvientas: Felicia, que es ama de casa de Espinal y Aurora, una joven bella a la que le ronda Pedro de Llana, cuñado de Rodrigo.

Rodrigo tiene una conversación con Fray Andrés en el que éste le quiere dar paz interior; pero tendrá que confesarle qué es aquello que tanto le martiriza. Le comenta el Fraile, conocedor en parte de lo sucedido, que el tema de la chiquilla está en la Audiencia y que Juncosa, esposa de Espuro, prestó ya declaración.

Rodrigo le propone a Aurora que sea su pareja de baile en Nochebuena, para lo cual le regalará un hermoso vestido.

Entre las conversaciones se van confesando que Fray Andrés es el capitán Ramiro y que quiere ayudarle a Rodrigo. A Aurora le confiesa Felicia la verdadera identidad de la bella joven: es Clara, la niña que la mujer de Espuro, Juncosa, protegió en el anonimato.

Mientras, en el despacho del notario Barranco, Rodrigo y Pedro Llana tienen discusiones y acaban en un duelo con heridas.

Rodrigo tiene un atentado con unos cazadores y logra huir gracias a su veloz caballo.

El matrimonio pensado entre Pedro Llana y Aurora (Clara) queda postergado tras descubrirse toda la trama de la obra.

https://es.calameo.com/read/0000471197b9fb08f5317

 

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. rr76 said,

    marzo 14, 2019 a 2:58 pm

    Y Juncosa, también está tomado de un topónimo de la zona, “La Pajuncosa”, en el camino a Villabuena.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: