1797 el contrato de aprendiz de cantero de José Ramón Mendieta con el cantero Antonio Uribe

Antonio Uribek oso hargin ospetsua izan zen Eltziegon. Uribe abizena berak eta bere anaiarekin batera gure herrira ekarri zuten.

imagenfirma

Antonio Uribe Aranguren (Ojanguren según otras transcripciones) nació en Aramaiona, en el barrio de San Pedro de Uncilla en 1754.  Vino de joven a Elciego a trabajar de cantero y casó en 1781 con Lorenza Fuertes Valdelana a la edad de 27 años. En toda esta primera etapa realizó numerosos trabajos para la Iglesia y el Cabildo: enlosado de la bajada de las escaleras del exterior desde la plazuela de la Iglesia (1783), perforación en la pared de la puerta de la nueva sacristía ( 1794), cornisas y suelo de la anteiglesia ( 1795), trabajos en la cueva de la Iglesia  ( 1796), escaleras de los púlpitos ( 1796)…

Cuando estaba inmerso en esta continuada actividad para el Cabildo, firma un contrato para enseñar y mantener a un muchacho de su Aramaio natal: Joseph Ramón de Mendieta.

Según indica el contrato, le tendrá en su casa durante treinta meses para enseñarle el oficio de cantería y obras, manteniéndole en lo necesario: comida, bebida y cama, dándole un par de zapatos cada año. Por toda esta ayuda le dará 400 reales.

titulo

1797-03-05 ESCRITURA DE APRENDIZAJE DEL OFICIO DE CANTERIA OTORGADO POR JOSEPH Y JOSPEH RAMON DE MENDIETA PADRE E HIJO VECINO Y NATURAL DE ARAMAIONA Y ANTONIO URIVE VECINO DE ESTA VILLA

En la villa de Elciego a cinco días del mes de marzo de mil setecientos noventa y siete años ante mí el infraescripto escribano y testigos parecieron presentes de la una parte Antonio Uribe, vecino de esta villa y Maestro de Obras y Cantería y de la otra Joseph de Mendieta y Joseph Ramón de Mendieta, padre e hijo, vecino y natural de la villa de Aramayona de la Anteiglesia de Echagüen y dijeron que el referido Joseph Mendieta tiene tratado con dicho Antonio Uribe el poner en su casa al citado Joseph Ramón Mendieta su hijo para que le enseñe el dicho oficio de cantería y de obras, y para que tenga efecto en la mejor vía y forma que más haya lugar en derecho, Otorga el referido Antonio Urive que se obliga con su persona y bienes presentes y futuros a tener en su casa y poder al mencionado Joseph Ramón de Mendieta por tiempo y espacio de treinta meses, que darán principio desde hoy día de la fecha en cuyo tiempo le ha de enseñar el oficio que ejerce el dicho Antonio Uribe, manteniéndolo de lo necesario de comida y bebida y cama, y dándole en cada año un par de zapatos, Y además de esto le ha de dar en dichos treinta meses 400 reales vellón y en el caso que el citado Joseph Ramón no cumpla el tiempo que ha estipulado por enfermedad o por otro cualquier motivo que irse de su casa, ha de ser visto se le haya de rebajar a proporción de la soldada que le lleva ofrecida de los días que faltase, siendo de cuenta del padre el buscarlo en caso de marcharse y mantenerlo del vestido necesario. Y enterado el citado Joseph Mendieta de cuanto va expresado dijo aceptaba y aceptó esta escritura en todo y por todo y se obligaba y obligó con su persona y bienes presentes y futuros a que el dicho su hijo cumplirá en todo y por todo el oficio de aprendizaje sin faltar en cosa alguna, al que vestirá a su costa de todo lo necesario y en caso de enfermar le atenderá con los remedios y gastos conducentes y en el tiempo que faltase por escaparse u otro motivo se le descontarán del tiempo que va referido y le buscará a su cuenta lo que hará como su fiador quien hace de deuda y fecho ajeno suya propia con todas las cláusulas, fuerzas y firmezas necesarias.

Y para su observancia y cumplimiento todas las dichas partes por lo que a cada una toca, o tocar puede, dan poder a las justicias y Jueces de su Majestad competentes a quienes conforme a derecho de esta causa pueda y deban conocer, recíbenlo como por sentencia definitiva pasada en autoridad de cosa juzgada consentida y no apelada renuncian todas las leyes fueros, y derechos del favor de cada uno con la que prohíbe la General renunciación en forma. En cuyo testimonio lo otorgaron así ante mí el dicho escribano de su Majestad y vecino de esta dicha villa, siendo testigos Don Manuel Ramírez, Manuel de Beitia, y Andrés de Gocheaga, vecino y estantes en ella y los otorgantes que yo el escribano doy fe conozco lo firmo y el que sabía y por los que no un testigo

Antonio de Uribe

Por testigo Andrés de Gocheaga.- Ante mí el escribano Miguel Fernández Munilla y Muro

(Archivo de Protocolos de Alava.- 1797 Miguel Fernández Munilla Prot 7659)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: