1867 Inauguración del Primer Puente del Ebro.- Las pilastras conmemorativas que nunca hemos conocido

Ebro Zubiaren obrak amaitzeko prest egoten ziren 1867 urtean. Bi zutabe giza eraiki zituzten zubiaren sarreran gogoerazteko noiz, nork eta noren mempe eraiki zen zubi hori.

Obelisco puent

Para la primavera de 1867 el puente de piedra sobre el río Ebro estaba casi terminado. Faltaba la calzada desde el puente hasta la estación de ferrocarril de Cenicero y la adecuación del camino nuevo carreteril que uniría el pueblo con el puente.
El contrato donde se reflejaban las bases para la construcción de la obra se firmó en Vitoria el 26 de noviembre de 1863 entre el Arquitecto Provincial Don Pantaleón Iradier (diseñador y ejecutor del proyecto) y el contratista Andrés Senderos Mena. Figuraba como testigo Don Ramón Ortiz de Zárate, Diputado General, y fue firmado ante el escribano de Vitoria Don Mariano Ugarte.
En la condición número 13 expresaba:
Se colocarán cuatro escudos dos a cada lado del puente según el diseño que se dé al tiempo de la ejecución, así como pondrá las inscripciones que se dispongan.”
En el propio plano de Pantaleón Iradier, Arquitecto Provincial, se señalaban dónde deberían colocarse los escudos, tal y como vemos en el dibujo.

plano Iradier

   Estando ya finalizadas las obras, es el mismo Arquitecto Provincial quien recomienda al Diputado General cambiar la ubicación de los escudos por dos pilastras colocadas a la entrada del puente por la parte alavesa, que serán más visibles y mejorarán aún más la estética de la obra.
“los escudos de armas que deberían colocarse según condiciones en el centro de las caras exteriores de los machones, no tendrán toda la vista y sería de desear, y me parece sería muy conveniente la sustitución de dichas armas, con dos pilastras de la forma que indica el adjunto que se colocasen en la entrada de Alava, que no dudo mejorará el aspecto general de la obra” Vitoria 22 de marzo de 1867 Pantaleón Iradier
Bien le pareció al entonces Diputado General Pedro Egaña, quien dio por aprobado la variación solicitada por el Arquitecto Provincial.

     “Se aprueba igualmente la ejecución y colocación de las dos pilastras a la entrada del mencionado puente en territorio de la Provincia con arreglo al diseño que se presenta, por cuenta y cargo del rematante principal y sus fiadores en sustitución de los dos escudos de armas que con arreglo a la contrata tenía obligación de poner en el centro de las caras exteriores de los machones del expresado puente.- Egaña.” Aprobación de Egaña
El 8 de julio de 1867 se inaugura el puente, acudiendo por Diputación el Teniente Diputado General Don Vicente Payueta y el Ayuntamiento de Elciego en pleno con su alcalde a la cabeza Don Bernardo Medrano.

   La riada de las siete de la mañana del doce de enero de 1871 se llevó todo el puente y con él las pilastras que adornaban la entrada. Nunca las hemos visto, ni incluso imaginado. Sirva este artículo como recordatorio de aquello que nunca conocimos pero que, ahora, sabemos que existió y que quién sabe si un día alguien tendrá el interés y la intención de reconstruir; únicamente cambiando fechas y nombres porque el puente actual nada tiene que ver con el primitivo.

   Sirva también este artículo del blog para reconocer y tener presente, una vez más, los nombres y el esfuerzo de aquellos que hicieron posible la comunicación entre ambas orillas, la expansión comercial de la zona y la posibilidad de utilizar el ferrocarri,l que supuso un vehículo de evolución económica y cambio social. Hoy por hoy, puede ser un anacronismo; pero, en su momento, fue una revolución en todos los órdenes.

 

(Documentación y dibujos extraídos del Archivo Histórico Provincial de Alava.- DH 799-25 )

Anuncios

1 comentario

  1. agosto 12, 2017 a 9:25 pm

    […] El hundimiento del Puente del Ebro la madrugada del 12 de enero de 1871, tras las copiosas lluvias de diciembre y principios de enero, es una de las calamidades más reseñables de nuestro pueblo en el siglo XIX. No hubo desgracias personales, pero todas las personas del pueblo reflejaban la desgracia colectiva. Un puente donde habían puesto todas las ilusiones y caudales económicos, donde veían la salida de los vinos a otros mercados, un puente hacia la modernidad del pueblo,….todo derrumbado por una crecida insólita del río Ebro. Solamente hacía 4 años que se había inaugurado. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: