Jean Pineau Seguin, el otro hijo de Jean Pineau

Imagen

Hasta ahora no habíamos hecho referencia al otro hijo de Jean Pineau, a Jean Pineau Seguin. El que se quedó en Cussac, cuando el gran maestro de cueva vino para quedarse en la Rioja Alavesa. Siempre habíamos hecho referencia a Carlos, el tonelero que vino a Elciego de joven con su padre y matrimonió con Margarita Ruiz de Escudero. Carlos falleció en Elciego en 1887 y allí está enterrado en el panteón familiar.

De este otro hijo hemos recabado información y documentación cuando hemos estado en Cussac en febrero de 2014. Un tataranieto de Jean Pineau nos facilitó el retrato que reproducimos y nos habló del buen recuerdo que dejó como alcalde de Cussac. Otra documentación curiosa nos facilitó el familiar: el pequeño discurso que un vecino del pueblo dijo ante la tumba, antes de enterrarlo. Nos proporcionó la octavilla donde está escrito esta pequeña despedida y José Angel Gómez, nuestro bibliotecario y en este caso traductor, nos lo ha traspasado al castellano.

Imagen

Imagen

DISCURSO A JEAN PINEAU SEGUIN

“Antes de que se cierre esta tumba, vengo a dar un último y emotivo adiós al que, durante largos años fue, primero adjunto y luego alcalde de este Municipio de Cussac.

Veremos todavía viva esta silueta familiar que animaba, hace poco tiempo, con paso vivo a través de caminos, campos y senderos en  todas direcciones, recorridos innumerables veces para el interés de algunos y para el bien de todos.

La honestidad y el honor han sido los principios sobre los cuales se han apuntalado eternamente su vida privada y su vida municipal. Una bondad muy grande e indiscutible se añadía a estas primeras cualidades y si a veces se ha podido reprochar, al querido desaparecido, algunos matices de debilidad, era siempre esta bondad la que fue, en estás circunstancias, su única consejera.

No creo que la población de Cussac desautorice al consejo municipal por haberle asociado dolorosamente en el  homenaje de sus remordimientos las flores que, encima de la  tumba de nuestro alcalde-amigo, forman una efímera aureola.

Estas flores apenas sobrevivirán al final de su misión que está, aquí abajo, cumplida pero el nos habrá dejado la lección del honor.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: