El antiguo Archivo Histórico Municipal

 

Archivo Municipal

Orain dela 200 urte Udalako dokumentu historiko batzuk elizan gordetzen zituzten. Hor, San Andres elizako horma batean, kokatua zegoen Udako artxiboa.

                                                                                     (Fotografía: Pablo Cañas López)

La custodia de la documentación que se va generando a lo largo de la historia de una población, es una obligación de los organismos oficiales.  A ese archivo histórico que se ha ido generando en el pueblo, siempre recurrimos buscando respuesta a nuestras propias realidades y como fuente de sabiduría histórica para nosotros y futuras generaciones. En la actualidad está todo perfectamente regulado tanto para los distintos organismos civiles ( ayuntamiento, juzgado, administrativo, censos….) como para los religiosos( parroquia, cofradías, bautismos, defunciones, matrimonios, asociaciones,….). Cada uno tiene sus propios lugares donde archivar y clasificar toda la documentación que se va generando. El civil va ampliando y mejorando su archivo en distintas estancias; el religioso optó por concentrar el histórico en la propia diócesis, en Vitoria.

 

Hasta hace menos de 200 años, la mezcolanza entre lo civil y lo religioso, junto con la mejor capacidad física de protección que tenía la Iglesia sobre el Ayuntamiento, hizo que la iglesia parroquial de San Andrés acogiera en sus paredes el Archivo histórico municipal.

 

Estaba situado en el crucero izquierdo de la Iglesia, enfrente del altar lateral, que hasta no hace mucho estaba dedicado a la Virgen del Rosario. Ahí está el hueco labrado en la propia pared, a unos metros del suelo, con una puerta protegida con tres barras de hierro, cada una con su propia llave para la apertura. Tres barras que entre ellas hacían de propia custodia no sólo de lo que en el interior se conservaba, sino también de la propia apertura del mismo archivo, ya que era necesario que las tres personas coincidieran para poder abrir el archivo. Era la seguridad garantizada para la perfecta custodia. A los poseedores de la llave se les denominaba claveros, porque eran los poseedores de la clave, de la llave. Los claveros eran el Alcalde, el Procurador Síndico General y el Escribano del Ayuntamiento.

En un documento de 1814 del Escribano Don Manuel Ramírez, se junta con los otros dos claveros, levantando acta, para extraer y consultar el famoso documento donde Felipe II concede a Elciego el título de Villa.

http://v.calameo.com/2.3/cviewer.swf?bkcode=000047119ddcef079711d&langid=es

 

Recordaremos que el 31 de noviembre de 2008 el entonces Párroco Don Tomás Ruiz de Eguilaz entregó al Ayuntamiento ese famoso documento, que hasta entonces había estado aún custodiado entre los papeles de la Parroquia. La explicación de por qué ese documento obraba en lugar religioso, está clara y esta pequeña explicación del Archivo Municipal, contribuye a ello.

                https://elciegohistorico.wordpress.com/category/1583/

 

Anuncios

1 comentario

  1. manuelaresti said,

    enero 26, 2014 a 8:16 pm

    Reblogueó esto en Algorta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: