La Unión Velocipédica de Elciego

LA  UNION  VELOCIPEDICA  DE  ELCIEGO

José Nieto Sáenz "El Guarni" 

            Comenzaba la década de los cuarenta, sumergidos en la dura y penosa postguerra, cuando la población se disponía a celebrar las deseadas fiestas patronales de la Virgen de la Plaza. La bicicleta era uno de los deseos más codiciados por la chavalería local y el ciclismo naciente una de las aficiones deportivas que más auge estaba tomando entre los habitantes de Elciego.

            Hacía 20 años que el recordado Presidente del Club Ciclista Logroñes, Javier Adarraga, había incluido a nuestra villa en el circuito Logroño-Fuenmayor-Cenicero-Elciego-Laguardia-Logroño. Seguramente ese evento y otros posteriores crearon afición por el ciclismo y el mundo de las bicicletas.

            En agosto de 1941, José Nieto Sáenz, guarnicionero de profesión y muy popular entre la población, “en nombre de todos los aficionados”  y  “haciéndose eco de la afición ciclista de la juventud del pueblo” dirige un escrito al alcalde Julián Diez Caballero solicitando permiso para celebrar “una carrera ciclista por los extrarradios del pueblo y otra carrera de cintas en la misma plaza” durante los días de las fiestas patronales del 8 y 9 de septiembre.

            La idea agradó a las autoridades municipales, quienes organizaron  para la mañana del día 9 de septiembre el “ Primer Circuito de Elciego”. Las condiciones para participar en dicho evento fueron las siguientes:

–         Podrían tomar parte corredores sin licencia de la localidad y de pueblos limítrofes.

–         La suma de los premios ascendería a 200 pesetas, habiendo premios especiales para los corredores locales.

–         El recorrido sería Elciego-Laguardia-Sanatorio de Leza-Samaniego-Cruce Ventas de Villabuena-Cruce carretera Elciego-Navaridas-Sanatorio de Leza-Laguardia-Elciego.  La meta enfrente de la casa del Excmo Sr. Marqués de Riscal. Total 44 kilómetros.

–         La salida se efectuaría en el paseo de los Plátanos a las 10 y media de la mañana. Al cabo de una hora pasaría por Elciego y a las 12 y media se preveía la llegada a meta.

–         Al finalizar la carrera se entragarían los premios en el Ayuntamiento, obsequiando a los corredores con un refresco.

–         Las inscripciones en la Guarnicionería, situada en la Calle del Barco, nº 3.

 Imagen 002

La prueba ciclista atrajo aficionados de otras poblaciones y jóvenes locales  que también tomaron parte en ella. Carreteras sin asfaltar, de tierras blancas como se les llamaban (sólo había asfalto en el tramo Samaniego-Laguardia y en parte de Laguardia-Elciego) dificultaban la prueba mucho más de lo que hoy podríamos imaginarnos. Bicicletas “modernas”, con cambios y todo, se mezclaban con otras más rudimentarias y por supuesto mucho más pesadas. Un auténtico esfuerzo titánico para los competidores. Hermosilla, cantero de profesión y natural de Baños de Ebro, se alzó con la victoria y el premio para el corredor local fue para José Seigido. Sólo hubo circuito este año, puesto que todos los siguientes fueron recorridos por las calles locales.

 Imagen 10

El mismo día 9, a las cinco de la tarde, se celebró en la Plaza la “interesante y sugestiva carrera de cintas”, siendo del agrado y regocijo de todos los asistentes.

            Con objeto de recaudar fondos para los premios y la organización del Circuito, se abrió una suscripción popular encabezada por el Ayuntamiento con 100 pesetas, recogiéndose los donativos y suscripciones en el sitio habitual para los eventos ciclistas: la guarnicionería de José Nieto, llamado popularmente “Pepe el Guarni”.

Imagen 006

            El éxito del circuito fue total y la afición por el ciclismo estaba asentándose entre la población. Así debió de ser, pues para la organización de la carrera del siguiente año, 1942, el infatigable José Nieto, presenta sus escritos al Ayuntamiento como Presidente de la Unión Velocipédica de Elciego.

            Para las fiestas de este año de 1942 proponen la celebración de un recorrido denonimado “Ciclo Pedrestre”, dando diez vueltas al siguiente circuito: Cuartel de la Guardia Civil-Puente Carralaguardia-Carretera de Laguardia-Plátanos-La Canal. Finalizaría en el punto de partida: en el Cuartel de la Guardia Civil.

            Pedrestres con el mismo recorrido, e incluso en sentido inverso, hubo dos o tres más. La participación era numerosa, incluidos los jóvenes locales. En una edición participó hasta José Aguirrezábal, apodado por su minusvalía “El Rápido”. Los premios se los llevaban siempre corredores de fuera: más preparados y con mejores bicicletas; pero siempre había una recompensa para el primer clasificado local.

 Imagen 009

            Posteriormente se hicieron varias ediciones de un recorrido por las calles del pueblo: La Canal-Hospital-Cantón de la Concepción- Paseo del Peine. 3 vueltas a este circuito era suficiente para que el primer clasificado se llevara las 100 pesetas de premio, como ocurrió en el año 1954        

 

 Imagen 007

            Sirvan estas líneas de agradecimiento a “Pepe, el Guarni” y a todas las personas que con él participaron en el fomento del ciclismo y la bicicleta en Elciego; por sus esfuerzos en la organización de los eventos ciclistas y por la introducción de las carreras de cintas en la Plaza, que las hemos disfrutado en nuestra niñez. Un agradecimiento también a su hijo “Pepito, el Guarni” quien nos ha proprocionado la aportación gráfica para ilustrar este artículo.

 

Jesús Fernández Ibáñez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: